Papa Francisco

Auspiciantes

Biblia

Rezo del Rosario

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Suscribir newspaper

Sindicación

Facebook

Twitter

Catequesis para esperar al nuevo Obispo

domingo, 15 de junio de 2008

Carta del Administrador diocesano, al ofrecer tres catequesis para esperar al nuevo obispo

Queridos hermanos de la Diócesis de Lomas de Zamora

Hace dos meses, junto con el Colegio de Consultores, vimos la conveniencia de esperar al nuevo Pastor con dos actitudes que nos ayudasen como Iglesia diocesana. La primera de estas actitudes es la oración. Ella ha de ser una petición confiada y serena al padre misericordioso para que nos envíe un Pastor que tenga un corazón conforme a Jesús Buen Pastor. La otra actitud tiene que ver con saber aprovechar este momento providencial para mejor formarnos, a fin de profundizar en el lenguaje y en el sentir común, como Pueblo de Dios, creciendo, tanto en la pastoral, como en la espiritualidad de comunión.

Concientes de que la primera de las actitudes ha sido un hecho presente desde cuando recibimos la noticia de que Dios, al Obispo Agustín, le pedía como servicio, acompañar a la Diócesis de Mercedes-Luján. Alegres de que dicha actitud siga sosteniéndose en las peregrinaciones, las adoraciones, los colegios, los encuentros, las diferentes reuniones, retiros, etc., deseamos ahora, hacerles llegar tres Catequesis para preparar, también en comunión, la llegada de quien presidirá en nombre de Jesús, este Pueblo de Dios que peregrina en la diócesis de Lomas de Zamora.

El modo concreto que podemos emplear para trabajar las catequesis puede ser el siguiente: a) los sacerdotes podemos reflexionarlas, discutirlas y enriquecerlas en las reuniones de Vicarías Zonales; b) los Diáconos Permanentes pueden hacer otro tanto en sus reuniones; c) las Religiosas/os en sus comunidades pueden utilizarlas como elementos “disparadores” para luego encontrar caminos que permitan encauzar este sentir diocesano y, finalmente, d) los laicos/as en sus parroquias, instituciones y movimientos pueden, con su atenta reflexión, ser causes enriquecedores de la pastoral de Comunión.

Dichas Catequesis, al estar divididas en tres encuentros, bien pueden distribuirse de modo que, en los próximos tres meses de junio-julio-agosto, dediquemos un tiempo para reflexionar una catequesis por mes, a fin de sacar todo el fruto posible que el Señor quiera suscitar.

Dios nos conceda la gracia de seguir esperando, alegres y unidos, al Pastor bueno. Que Él encuentre en nosotros apasionados discípulos-misioneros del Señor.

Luis Fernández

Administrador Diocesano

Acceso al material

Fuente: Eclesia.info

Facebook comments: