Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

El obispado pampeano desmiente “afirmaciones calumniosas”

Mons. Mario Aurelio Poli, obispo de Santa RosaSanta Rosa (La Pampa), 9 Diversos medios de comunicación social han publicado en estos días distintas informaciones acerca de dos sacerdotes de La Pampa, en el marco de lo que parece ser una campaña organizada para denigrar a dichos clérigos y, según comentarios en medios eclesiásticos de Santa Rosa, desprestigiar la obra evangelizadora del anterior obispo, monseñor Rinaldo Fidel Bredice, y en definitiva la labor de la Iglesia, por su posición firme a favor de la vida, frente a los intentos de instaurar en la provincia la despenalización del aborto.
En este cuadro, la Curia eclesiástica del obispado de Santa Rosa emitió ayer un comunicado en el que desmiente “acusaciones calumniosas” publicadas por diversos medios de comunicación. El comunicado dice:
“Ante las noticias que trascendieron nuestras fronteras, que medios provinciales y nacionales se ocuparon de divulgar, nos resulta imperioso decir que los sacerdotes Antonio Martínez Racionero, actual párroco de la Iglesia Catedral de Santa Rosa, y su vicario, el presbítero Ricardo Latorre Cañizares, de ningún modo han sido destituidos de sus oficios pastorales.
“El padre Antonio Martínez Racionero cesó en su cargo de vicario general al momento de la aceptación de la renuncia a este obispado de monseñor Rinaldo Fidel Bredice quien lo había nombrado en esa función.
“El nuevo obispo Mario Aurelio Poli, no ha tomado ninguna determinación con relación al Instituto secular Servi Trinitatis que hasta el momento sigue prestando sus servicios pastorales en nuestra diócesis.
“Nos sorprenden las afirmaciones calumniosas en los medios periodísticos en tal sentido, faltando a la verdad”.
Como se sabe, el Santo Padre aceptó la renuncia presentado por monseñor Rinaldo Fidel Bredice por haber llegado a la edad de 75 años, de acuerdo con las normas canónicas que así lo indican, y designó nuevo obispo de Santa Rosa a monseñor Mario Aurelio Poli, quien asumió el gobierno pastoral de esta diócesis el pasado 30 de agosto.
Comunicado del Instituto Servi Trinitatis
     Por su parte, las autoridades del Instituto Servi Trinitatis, con sede en la ciudad de Cuenca (España), emitieron el lunes 8 de septiembre un extenso comunicado en el que desmienten que dos sacerdotes miembros de ese instituto hayan sido destituidos de sus cargos pastorales en la diócesis de Santa Rosa. El texto del comunicado, tras un párrafo en el que se refiere al derecho de rectificación o respuesta, dice:
“En relación a la noticia publicada el domingo 7 de septiembre por algunos medios de comunicación, relativa a la relegación de dos sacerdotes del Instituto Secular “Servi Trinitatis” de los cargos eclesiásticos que ocupaban en la diócesis de Santa Rosa, la Secretaría General del precitado Instituto desea hacer saber a la opinión pública lo siguiente:
1.-Es absolutamente falso que el nuevo obispo de la diócesis, monseñor Mario Poli, haya relevado a los sacerdotes mencionados de sus cargos en la Curia y en la Pastoral de aquella Iglesia particular. El hecho, por parte de algunos medios de comunicación, de no contrastar esta información, además de comprometer la imagen pública y el derecho al honor de los presbíteros injustamente acusados, pone en tela de juicio la profesionalidad de los medios que la publican.
2.-Con fecha 21 de junio de 2008, Su Santidad el Papa Benedicto XVI, aceptó la renuncia del anterior obispo de Santa Rosa, monseñor Rinaldo Fidel Brédice, conforme a las disposiciones de la normativa eclesiástica. Tal decisión pontificia supone, por lo mismo, y según reza el canon 481 del Código de Derecho Canónico, el cese de la potestad de su Vicario General, que en este caso era uno de los sacerdotes afectados, de los vicarios episcopales, como también del consejo presbiteral y del consejo de pastoral (cánones 501 y 513). Sostener, o siquiera insinuar, que dicha actuación ordinaria y universal (de aplicación en todas las diócesis de la Iglesia católica), guarde relación con los hechos que falsamente son objeto de la denuncia interpuesta en los Tribunales argentinos (al modo de sanción o medida disciplinaria ejercida por la jerarquía contra el señalado sacerdote) no sólo resulta totalmente insostenible, sino que evidencia un intento de manipular a la opinión pública ofreciendo como titular y novedad informativa una noticia, malinterpretada, que tuvo lugar hace más de dos meses.
“3.-Ninguna persona puede ser considerada culpable hasta que no se demuestre lo contrario. Hasta el momento, todas las apelaciones del abogado denunciante (Dr. Omar Eduardo Gebruers) presentadas ante la Justicia argentina contra los sacerdotes imputados han sido desestimadas por los Tribunales competentes, en distintas instancias, y de forma independiente. Dichas resoluciones judiciales vienen a evidenciar públicamente la absoluta falta de fundamentación jurídica de las acusaciones del letrado demandante que, de manera reiterada, recurre a los medios de información para sostener afirmaciones falsas contra los sacerdotes y para verter calumnias e injurias que, evidentemente, no han encontrado medios de prueba en sede judicial. Resulta cuando menos sorprendente que medios informativos que se precian de querer informar hagan suyas las comunicaciones falsas de una parte interesada, y no se hagan eco de las resoluciones judiciales ya publicadas, favorables, todas, para los dos presbíteros.
Firma el comunicado Juan Manuel Cabezas Cañabate, Secretario General de “Servi Trinitatis”.+

Facebook comments: