Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

Juan Pablo II era “muy bueno”, un “hombre normal”

El actor Michael York durante la presentación del documental sobre Juan Pablo IICiudad del Vaticano, 16 Oct. 08 (AICA) Juan Pablo II era “muy bueno”, un “hombre normal”, y estaba muy orgulloso de ser polaco “y los polacos esperamos ya otro santo”, afirmó en el Vaticano el cardenal Stanislaw Dziwisz, el que fuera su secretario personal.

El cardenal Dziwisz hizo estas manifestaciones durante la presentación de la película “Testimonio”, basada en su libro “Una vida con Karol” y dirigida por el polaco Pawel Pitera, que fue presentada hoy en el Vaticano con la asistencia de Benedicto XVI, coincidiendo con el 30º aniversario de la elección de Karol Wojtyla como Papa, el 16 de octubre de 1978.

El purpurado, que fue durante 39 años secretario de Wojtyla, contó que tras tanto tiempo al lado de una persona “tan buena” y “bondadosa” estaba obligado a escribir el libro, en el que narra sus vivencias y recuerdos desde aquel 1966 cuando el por entonces arzobispo de Cracovia lo llamó a su lado hasta su muerte, el 2 de abril de 2005.

“Me soportó durante 39 años. Mi relación con él era filial, familiar. Fue un padre para mí”, afirmó el cardenal arzobispo de Cracovia, la arquidiócesis de la que salió en 1978 Wojtyla para participar en el cónclave que lo eligió sucesor de Juan Pablo I.

Reveló, asimismo, que aquel 16 de octubre de 1978 él estaba en la plaza de San Pedro y, cuando el cardenal camarlengo anunció el nombre del nuevo Papa y era Wojtyla, su corazón latió intensamente, se preocupó y comenzó a mirar a los romanos para ver cómo lo aceptarían. Desde el primer momento lo aceptaron y lo amaron, precisó el cardenal, quien subrayó que, si actualmente la gente sigue recordándolo, es porque Juan Pablo II “amaba a la gente y ese amor es recíproco”.

Subrayó que Juan Pablo II estaba muy orgulloso de ser polaco “y quiso servir a toda la Iglesia como polaco”. El prelado destacó que el Papa amaba a la prensa y la tenía en total consideración y contó que en una ocasión leyó una crítica en un diario italiano y le dijo: “Me merecía más”.

Además, el cardenal de Cracovia indicó que Juan Pablo II leía todos los días la Biblia e, incluso, el último de su vida, el 2 de abril de 2005, pidió a un amigo de la juventud presente en su habitación que la leyera y afirmó que, tres años después de su muerte, Juan Pablo II sigue a su lado y lo acompaña.

No quiso revelar “si le reza o le habla” y destacó la cantidad de personas que se dirigen a Dios a través de la intercesión de Juan Pablo II, cuyo proceso de beatificación está en marcha. A este respecto, dijo que Polonia es tierra de santos y que “rezan y esperan ver” otro más: “esperamos que sea proclamado santo en el momento justo”.

El productor del filme, Przemyslaw Hauser, explicó que la película es el testimonio del cardenal sobre la figura de un “hombre, un Papa” que pertenece a todo el mundo”. “No se trata del calendario de la vida de Juan Pablo II. Hemos mostrado a un hombre al cien por cien”, agregó.

La película fue rodada entre el Vaticano, Cracovia, Wadowice (pueblo natal de Karol Wojtyla), Portugal y Alemania y los narradores son el mismo cardenal y el actor Michael York, quien se declaró “muy orgulloso” de interpretar a un hombre que luchó por la libertad.+

Facebook comments: