Papa Francisco

Auspiciantes

Biblia

Rezo del Rosario

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Suscribir newspaper

Sindicación

Facebook

Twitter

Aborto “No punible”

NOTIVIDA, 3 de noviembre de 2008

Cámara de Diputados de la Nación

El Gobierno le dio luz verde a “aborto no punible” y los abortistas (propios y ajenos), aprovechan la volada y se montan en el proyecto oficialista. La regulación de la práctica de los “abortos no punibles” ha sido siempre una estrategia para avanzar hacia la legalización irrestricta del aborto; ahora, el objetivo final, podría lograrse en el mismo trámite legislativo.

Por Mónica del Río

El consenso alcanzado por los kirchneristas Nora César, Juliana Di Tullio y Juan Sylvestre Begnis -presidentes de las comisiones de Legislación Penal, Familia y Salud– para “regular la práctica de los abortos no punibles” reinstaló el debate sobre aborto en la cámara de diputados.

La abortista Marcela Rodríguez no quiere dejar pasar la oportunidad y propuso “retoques” sobre el expediente 5212-D-2008. Recordemos que al igual que Diana Maffía (una de las principales impulsoras de la legalización del aborto en la Legislatura porteña), Rodríguez obtuvo su banca de la mano de Lilita Carrió.

Algunas de las propuestas de Rodríguez incorporadas por los asesores al proyecto kirchnerista:

Reemplazar la palabra madre, que utiliza el proyecto oficialista, por mujer. Si bien esta modificación no tiene efecto jurídico, responde a la ideología de Rodríguez: si el niño por nacer no es persona, la gestante no es madre.

Practicar el aborto aún cuando el peligro para la vida o la salud (física, psíquica o social) pueda ser evitado por otros medios. Esto equivale a la legalización del aborto a petición; alcanzaría con que la embarazada alegue que el embarazo la deprime o que no puede mantener otro hijo. Para Rodríguez, exigir que sea un peligro “evitable por otros medios científicamente reconocidos” restringe “el derecho al aborto”.

Incluir la definición de salud como “completo bienestar físico, mental y social”, en el Código Penal. La misma diputada reconoce que no deben incorporase definiciones en el Código, pero, aunque la técnica legislativa sea deficiente, privilegia la garantía del “derecho al aborto”.

Reemplazar los casos de “relación sexual no consentida”, previstos en el proyecto kirchnerista, por los delitos contra la integridad sexual tipificados en los art. 119 y 120 del Código Penal, agregando: “en ningún caso podrá exigirse la denuncia penal.”

Añadir la legalización del aborto en los casos en que “existan malformaciones fetales que impidan la vida extrauterina”.

Con los “retoques” de Rodríguez incorporados al predictamen elaborado por los asesores, la regulación de “abortos no punibles” se convirtió en la legalización irrestricta del aborto. El proyecto original legalizaba el crimen, con las propuestas de Marcela Rodríguez, además, lo banaliza.

Le toca ahora a los diputados que integran las comisiones involucradas estudiar el predictamen elaborado por sus asesores.

Facebook comments: