Papa Francisco

Auspiciantes

Biblia

Rezo del Rosario

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Suscribir newspaper

Sindicación

Facebook

Twitter

Primera beatificación en Cuba: Fray José Olallo Valdés, hijo predilecto de Camagüey

Durante 54 años llevó a cabo su misión en esa ciudad; este sábado, 29 de noviembre, será elevado a los altares

Fray José Olallo Valdez, hijo predilecto de Camagüey, es el segundo beato para la Iglesia cubana y el primero en ser beatificado en Cuba. La ceremonia se celebra este sábado, 29 de noviembre, en esa misma ciudad, donde llevó a cabo su misión durante 54 años.

Tenía que ser reconocido porque Cuba lo necesitaba. Cuba merece un santo”, opina el sacerdote Félix Lizaso Barruete, hermano de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios y Postulador General de la Orden, en una entrevista concedida a la revista Palabra Nueva de la Arquidiócesis de la Habana.

“Yo digo que será muy pronto canonizado porque es grande la devoción que le tiene el pueblo, y esa devoción seguirá. Olallo es hoy la bendición de Dios para Cuba”, añade.

La información facilitada por Aciprensa incluye el siguiente vídeo:

El prefecto para la Congregación de las Causas de los Santos, cardenal José Saraiva Martins, es el encargado de presidir la misa de beatificación de Fray José Olallo (1820-1889).

Así lo anunció la Oficina de Prensa del Arzobispado de Camagüey: “la Misa de beatificación tendrá lugar el próximo 29 de noviembre de 2008, a las ocho de la mañana, en la Plaza de la Caridad de esta ciudad, decía el comunicado.

La Eucaristía será concelebrada por “monseñor Juan de la Caridad García Rodríguez, arzobispo de Camagüey y presidente de la Conferencia de Obispos Católicos de Cuba, y todos los prelados cubanos”, añadía la nota.
“El carisma de la Hospitalidad”
Por su parte, Fray Donatus Forkan, prior general de la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios, celebra la beatificación con las siguientes palabras: “Es un motivo de gran alegría para la Orden Hospitalaria de San Juan de Dios constatar que entre sus miembros se ha dado un nuevo ejemplo de santidad, confirmando la importancia del camino espiritual que nace de vivir de manera profunda y auténtica el carisma de la Hospitalidad que inspira nuestra misión al servicio de los enfermos y de los necesitados”.

La Orden Hospitalaria de San Juan de Dios está presente en la actualidad en el mundo con casi 300 centros en los cinco continentes, según informa la agencia Fides.

El ejemplo de este incansable Siervo de Dios, dedicado día y noche a su labor de Enfermero Mayor, incluso en los trabajos más humildes, tuvo lugar en un periodo histórico significativo, en que una serie de decretos del gobierno Español sancionaba la supresión de numerosas comunidades religiosas, prohibía la admisión de novicios, prohibía el uso del hábitos religiosos.

A pesar de la lucha por la independencia cubana y las innumerables dificultades que tuvo que afrontar, Fray Olallo fue siempre fiel a su misión y a su vocación.

Tenía 69 años cuando murió. En sus exequias participaron alrededor de 2.000 personas. Con Fray Olallo desapareció la presencia de los hospitalarios en Cuba, donde regresaron en 1942.

La causa de beatificación fue iniciada en 1989, con ocasión del Centenario de su muerte. La memoria de este hombre ha permanecido viva hasta hoy entre la gente del lugar.

Su testimonio más grande fue el tener fe en su misión a pesar de haber tenido que hacerle frente a muchas pruebas y dificultades, haciendo siempre vivo el lema de nuestro Fundador: “Haced el bien Hermanos a vosotros mismos por amor de Dios”.

“Es esta la invitación que nos llama hoy a un compromiso concreto al servicio del hombre que sufre –concluye el Prior General- convencidos aún más que el camino indicado por San Juan de Dios puede siempre y en todo lugar representar un llamado concreto a un camino de santidad”.

Por su parte, Iglesiacubana.org le ha dedicado una página en su web.

Facebook comments: