Papa Francisco

Auspiciantes

Biblia

Rezo del Rosario

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Suscribir newspaper

Sindicación

Facebook

Twitter

Sagrada Familia

Se celebra, este fin de semana la fiesta de la Sagrada Familia.Sagrada Familia

Son las fiestas patronales de mi parroquia (sabias que fue el 1º templo en América Latina dedicado a la Sagrada Familia?- Acá, su historia)y, porese motivo la misa central será presidida por nuestro flamante obispo monseñor Jorge Lugones; realizando, de esta manera, su primera visita a la parroquia desde que asumió como titular de la diócesis.

En el transcurso de la misma se realizará la ronovación de las promesas matrimoniales y bendición de las familias.

Prometo publicar algunas fotos mañana o el lunes… Pero, hoy, quisiera hacer una muy breve reflexión.

Este año la fiesta de la Sagrada Familia es coincidente con la de los Santos Inocentes…Y estoy seguro que no es casualidad.

En estos días, en los que, el derecho a la vida se ve, contínuamente atacado tanto desde su concepción, como en sus momentos finales, creo que, esta “coincidencia” nos debe llamar a la profunda reflexión de los valores de nuestras familias hoy.

Hay muchísimas cosas que no entiendo; pero, sin lugar a dudas, nunca voy a entender cómo una madre puede “desear?” la muerte de su hijo…

¿Cómo es posible llegar al aborto?

Mientras desde nuestro gobierno se alientan políticas que atentan contra el derecho a la vida, o se hace poco para protegerla. Basta mencionar el incremento de la violencia en las calles (hoy te matan por unas zapatillas!!!), la droga, la cada vez más pronunciada diferencia social (que, a la larga terminará en violencia…).– ¿Se enteraron de la persona que donó la mitad de su premio de lotería a los pobres?

Aborto, eutanasia, violencia, drogas… Por otro lado la cada vez más pronunciada inestabilidad de los matrimonios, la falta de compromisos…

Y, entonces, nos encontramos, nuevamente con “los santos inocentes de hoy”. Aquellos que no pueden escapar a tanto golpe; y, mirando hacia atrás, vemos el ejemplo de la Familia de Nazareth. Que supo de necesidades extremas ( su hijo nació prácticamente a la intemperie, en invierno…) pero siguió adelante…

Hoy nosotros, apoyados también, en el Amor de Dios, debemos seguir adelante; marcando un rumbo correcto, dando un ejemplo verdadero del Amor de Dios a los Hombres.

Que Tu Espíritu, Señor, descienda sobre nuestras familias y las transforme en centros de Amor, de Justicia y de Verdad.

Que los Hombres de hoy, puedan encontrar en ellas el refugio y el soporte necesarios.

Facebook comments: