Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

Fue coronada la imagen de María del Rosario de San Nicolás

Virgen con el Niño coronados en San NicolásSan Nicolás (Buenos Aires), 26 May. 09 (AICA) Una multitud de fieles participó ayer en San Nicolás de la celebración eucarística de coronación canónica de la imagen original de María del Rosario, advocación mariana que se venera desde hace más de 25 años.

En medio de fuegos artificiales y de vivas a la Virgen, el obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Héctor Cardelli, procedió a colocar, cuando el reloj marcaba exactamente las 16.29, las coronas de plata y oro, confeccionadas por el orfebre Juan Carlos Pallarols con donaciones de los devotos, sobre la imagen de la Virgen y también del niño Jesús que lleva en sus brazos.
>
Previamente, hubo una procesión por los alrededores del “campito de la Virgen”, donde se celebró la Eucaristía concelebrada por los arzobispos Mario Maulión, de Paraná; José Luis Mollaghan, de Rosario; Eduardo Mirás, emérito de Rosario, y los obispos Luis Eichhorn, de Morón; Santiago Olivera, de Cruz del Eje; Gustavo Help, de Venado Tuerto; Luis Stöckler, de Quilmes; Juan Horacio Suárez, de Gregorio de Laferrère, y Reinaldo Bredice, emérito de Santa Rosa.

La coronación fue precedida por una procesión con la imagen réplica de la Virgen, cuya salida del templo fue bajo una lluvia de pétalos de rosa.

Monseñor Cardelli dijo en la homilía que “esta corona resume el querer de todos, es un gesto de alegría y de gozo que nace del reconocimiento de tu humilde, silencioso y fecundo servicio que estamos felices por recibir y de alguna manera, queremos expresar la prioridad que le damos de nuestra parte”.

“Eres la reina del corazón, de la mano tendida, del cobijo y el acompañamiento, del estar y caminar juntos, de tu mirada serena y de tu ofrenda divina al entregarnos a tu Hijo. Eres la inspiradora de nuestros grandes ideales de comunión y fraternidad, ayudándonos a vivir en la alegría y en el dolor, en la siembra, en la poda y la sazón del fruto que madura al calor de tu mirada. Has entrado en el quehacer cotidiano de nuestras vidas, haciendo de nuestras casas tu Nazaret; de nuestras vidas, tu misión; de nuestras conductas, tu obrar; de nuestra oración, tu disponibilidad, a lo que Dios te pidió, de nuestras comunidades, la fraternidad que nos imprime tu presencia de madre”, destacó.

Pallarols explicó que trabajó 14 meses en las coronas de la Virgen y del Niño Jesús, dos piezas de plata con incrustaciones de oro, confeccionadas gracias a las donaciones de medallas, anillos y otras joyas hechas por los devotos, y luego fundidos en un lingote que recibió la bendición del papa Benedicto XVI.

El artesano recorrió el país en esta tarea de tallar las coronas, y fueron más de 600 mil las personas que dieron un golpe de martillo sobre cinceles de acero, para ir moldeándolas.

El artista reveló que “la Virgen de San Nicolás pidió en uno de sus últimos mensajes que le pusieran una corona, pero aclaró que será ‘puesta por el pueblo’, por eso el obispo me encargó llevarla por todo el país”.

La imagen de María del Rosario fue bendecida en Roma en 1884 por el Papa León XIII, mientras el rosario que porta recibió la bendición de Juan Pablo II. A pedido del obispo Cardelli, Benedicto XVI hizo lo propio con las cruces que integrarán las coronas que portarán la Virgen y el Niño.+

Texto completo de la homilía

Facebook comments: