Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

Priorizar el bien común, clave para erradicar la pobreza

Mons. Fernando M. Bargalló, presidente de Cáritas ArgentinaBuenos Aires,16 Oct. 09 (AICA) El presidente de Cáritas Argentina, monseñor Fernando Bargalló, obispo de Merlo-Moreno, advirtió que “existe en el país una realidad concreta y palpable de pobreza y exclusión que reclama todo nuestro esfuerzo y compromiso para transformarla”, y aseguró que “no podemos desentendernos, ni negar su existencia”.

“Tampoco  -acotó- podemos quedarnos entrampados en la discusión teórica acerca de índices y porcentajes, mientras está en juego la vida de millones de niños, jóvenes, adultos y ancianos, cuya dolorosa situación no se modifica de la noche a la mañana, por más que crezca o disminuya un determinado guarismo”.

En el editorial del periódico Huellas de Esperanza, vocero de la organización caritativa de la Iglesia, el prelado sostuvo que “el primer paso para encontrar la solución a un problema es ver con claridad las causas que lo originan”.

Tras considerar que “en este caso, sería alarmante considerar que se debe sólo a una cuestión económica”, porque, explicó, “todos sabemos que las razones de fondo son mucho más profundas: el drama de la pobreza tiene que ver con una crisis de valores y una crisis moral”.

El prelado subrayó que se trata de “una crisis signada por el individualismo, el egoísmo, la escandalosa concentración de riqueza y poder en unos pocos y el consecuente debilitamiento de los vínculos personales y sociales, que fueron arrastrando paulatinamente a una gran mayoría a quedar relegados al costado del camino, sin posibilidad de revertir su situación de exclusión”.

“En Cáritas lo constatamos a diario: personas y grupos humanos que hoy no cuentan con las mínimas oportunidades que les permitan ejercer su libertad para poder elegir, para proyectar un mañana diferente, para formarse, aprender y trabajar, desarrollando sus capacidades y sus dones”, afirmó.

Y precisó: “El proyecto de Dios es que todos y todas puedan sentarse como hermanos en la mesa de la vida, vida digna y vida plena. Para hacerlo realidad, sin embargo, necesita de nuestro compromiso, de nuestras manos y nuestro corazón. Quiere que sigamos las huellas de su Hijo Jesús, quien en fidelidad al amor, hasta el extremo de dar la vida para que tengamos Vida, ‘pasó haciendo el bien’ a todos, especialmente a los pobres y sufrientes, marginados por la sociedad”.

Por eso, el prelado estimó que “un enorme desafío que tenemos hoy como nación es aprender a renunciar a intereses meramente particulares o sectoriales y trabajar juntos en la construcción del bien común, convencidos de que las estructuras justas, ‘condición sin la cual no es posible un orden justo en la sociedad’, nacen y funcionan ‘a partir de un consenso moral en la sociedad sobre los valores fundamentales y sobre la necesidad de vivir estos valores con las necesarias renuncias, incluso contra el interés personal’, como expresa el Santo Padre”.

“Sin dicho consenso sobre los valores fundamentales sería ingenuo, de nuestra parte, pensar que podríamos elaborar estructuras justas en orden a que nuestros pueblos tengan vida digna y en abundancia”, sostuvo el titular de Cáritas.

Por último, monseñor Bargalló consideró que “consenso, diálogo, compromiso, opción por los pobres, decisión política, sumadas a un nuevo estilo de liderazgo que priorice el bien común, son algunas de las claves necesarias para erradicar la pobreza”, y llamó a que mañana, Día Internacional para la Erradicación de la Pobreza, pidámosle a Jesús que “fortalezca nuestros pasos e ilumine nuestras decisiones personales y sociales, para que cada uno, desde su propia vocación, tarea o responsabilidad, y todos, desde la fraternidad que nos une, construyamos juntos, cada vez más, un país con igualdad de oportunidades para todos”.+

Texto completo de la editorial

Facebook comments: