Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

Cien a?os del nacimiento de un sacerdote-periodista

Buenos Aires, 23 Ene. 07 (AICA) Acaban de cumplirse cien a?os del nacimiento de un ??ntegro sacerdote y cabal periodista que supo hacer de los modernos medios de comunicaci?n social, especialmente la prensa escrita, un verdadero p?lpito desde el que predic? la buena doctrina y difundi? la Palabra de Dios

Nacido en San Isidro en una familia de profundas ra??ces cristianas, Agust??n Luch??a-Puig logr? conjugar desde su juventud la vocaci?n religiosa con la de comunicador social. Junto a su hermano Luis, otro quijote de la literatura cat?lica, colabor? en la propagaci?n del Evangelio a trav?s de la prensa escrita, oral y televisiva. Escribi? 14 libros, tuvo programa de radio, innumerables conferencias y hasta un programa de TV que le gan? gran popularidad.

Como miembro de la Congregaci?n de los Agustinos Asuncionistas, su temprana vocaci?n sacerdotal lo llev? a Europa y all?? tuvo la oportunidad de formarse en la prestigiosa universidad de Lovaina, en B?lgica.

A su regreso a la Argentina, fue designado p?rroco de San Mart??n de Tours, donde se destac? por su capacidad de entrega. “Quien no vive para servir, no sirve para vivir” era una de las ideas fuerza que impulsaban su hiperactividad. Colabor? en la fundaci?n de varias revistas cat?licas como “Estrada” y “Orden Cristiano”.

En uno de sus recordados sermones, anticip? la persecuci?n que sufrir??an los cat?licos durante el r?gimen peronista y debi? pagar con el exilio el don de la profec??a que tuvo su cumplimiento en los a?os 1954 y 1955, que culmin? con la quema de las iglesias. Doce a?os fuera de la patria le permitieron desplegar su acci?n como misionero en Chile, Colombia, Brasil, Venezuela y Uruguay.

Cuando regres? a la Argentina, en 1955, fue co-director del diario “El Pueblo“. Y cuando ?ste desapareci?, junto con Luis, su hermano y compa?ero de aventuras editoriales, fundaron el semanario “Esqui?” en 1960. Con una circulaci?n que super? los 100.000 ejemplares, esta publicaci?n se transform? en un instrumento de di?logo que alcanz? amplia repercusi?n dentro y fuera de los ambientes confesionales. Su lema era el de San Agust??n: “En lo esencial, unidad; en lo accesorio, libertad, y en todo, caridad”.

Como reconocimiento a su infatigable labor promoviendo el pensamiento cristiano en nuestro pa??s, le fue conferido el premio “San Gabriel” que otorgaba la Conferencia Episcopal Argentina a destacados representantes de los medios de comunicaci?n social.

A nivel regional y durante el congreso que en Buenos Aires organiz? la UCLAP, fue elegido presidente de la Uni?n Cat?lica Latinoamericana de Prensa.

Luego de m?s de 40 a?os difundiendo la “buena noticia” a trav?s de los medios de comunicaci?n, el papa Pablo VI lo design? Consultor Pontificio y todos los a?os viajaba a Roma para participar de un foro que reun??a a los m?s destacados comunicadores.

Como el fraile de quien se inspir? al fundar el semanario “Esqui?“, vivi? en la pobreza aunque fue inmensamente rico en afectos, sentimientos espont?neos que supo inspirar en todos aquellos que tuvieron el privilegio de conocerlo o de compartir con ?l una vida consagrada a los dem?s.+

Facebook comments: