Papa Francisco

Auspiciantes

Biblia

Rezo del Rosario

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Suscribir newspaper

Sindicación

Facebook

Twitter

Cómo se gestó y preservó la mediación de Juan Pablo II

30 años de la mediación papal en el Canal de BeagleBuenos Aires, 27 Nov. 09 (AICA) En un acto en el auditorio Juan Pablo II, de la Universidad Católica Argentina (UCA), con motivo de los 25 años de la firma del Tratado de Paz y Amistad entre la Argentina y Chile, el arzobispo emérito de Resistencia, monseñor Carmelo Juan Giaquinta, explicó cómo se gestó y preservó la mediación de Juan Pablo II.

El prelado recordó las palabras pronunciadas por el entonces Papa el 12 de diciembre de 1980, al entregar su propuesta como mediador: “En aquellos días de finales de 1978 y comienzos de 1979 – tan nerviosos y tensos para ustedes y para todos los conciudadanos y también tan preocupantes para mi recién estrenado corazón de Pastor común- Dios, Padre de todos, me impulsó a llevar a cabo un gesto de paz no fácil y sí audaz, arriesgado, comprometedor, también esperanzador”.

Tras preguntarse “cuáles fueron los medios de los que Dios se valió para impulsar al Papa a tal gesto”, respondió: “Sólo Dios los conoce todos. Pero, en su bondad, nos concede verificar algunos”, y citó el prólogo que el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Bergoglio, escribió en su libro “El tratado de paz y amistad entre Argentina y Chile”, presentado en esta ocasión.

“La mediación papal no cayó del cielo por arte de magia. Si el cuerpo no puede trabajar sin la cabeza, tampoco la cabeza (se refiere al Papa) puede hacerlo sin el cuerpo”, dijo.

Monseñor Giaquinta reveló que “hubo muchas mediaciones que procuraron persuadir al Papa de la necesidad de su intervención”, pero, según su investigación en el Archivo de la Conferencia Episcopal Argentina, “la acción decisiva” fue realizada por el cardenal Raúl Francisco Primatesta, arzobispo de Córdoba y presidente de la Conferencia Episcopal Argentina.

“Sin su santa obstinación en motivar al Papa a intervenir, muy probablemente la guerra habría estallado, y todavía hoy estaríamos llorando sus desastrosas consecuencias”, subrayó.

El prelado ofreció además detalles de cómo realizó la investigación para el libro, y detalló que consta de dos partes: “un estudio, ‘Alejar el fantasma de la guerra y promover la amistad entre la Argentina y Chile’, en doce breves capítulos, donde se aprecian, al pie de página, numerosas notas documentarias, entresacadas especialmente del Archivo mencionado; y una sección de 24 documentos de los dos episcopados, de los papas Juan Pablo I y II, la Propuesta del Mediador y el Tratado de Paz y amistad., cuyo 25º aniversario hoy celebramos”.

El arzobispo emérito confesó que “he gozado estudiando esta cuestión, y he deducido varias lecciones”, entre ellas la tenacidad “de un hombre humilde y parco en palabras, como el cardenal Primatesta, obstinado en transitar el único camino que quedaba abierto para evitar la guerra: la mediación papal”, e “imaginando al cardenal Samoré que estudiaba minuciosamente todos los aspectos del problema, y atendía con infinita paciencia los argumentos de las partes”.

“’No importa que el Papa fracase, con tal que sea por la paz’, les dijo Primatesta a los obispos de la Comisión Permanente el 19 de diciembre de 1978, cuando la maquinaria bélica ya estaba en marcha”, recordó.

Monseñor Giaquinta reconoció que “todavía, me queda una última lección: la necesidad de una persistente catequesis social por parte de la Iglesia para que los argentinos superemos una cierta mentalidad deportiva, que aflora con relativa frecuencia cuando planteamos los problemas de la convivencia política, sea internacional, sea nacional. En la verdadera política no se trata de ganarle al otro, sino de convivir con el otro y sumarlo al propósito de pensar y realizar junto con él, sea la colaboración e integración internacional, sea un proyecto de país para todos los argentinos”.

“De este modo, el Tratado de Paz y Amistad es mucho más que un tratado jurídico que sepultó en el pasado una contienda internacional. Es fuente inspiradora en el presente para una convivencia social y política en una Nación que juramos republicana, representativa y federal”, concluyó.+

Texto completo de la presentación

Facebook comments: