Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

El Card. Bergoglio llamó a educar en la esperanza

<img src=”http://www.aica.org/photos/00012793-constrain-160×200.jpeg” alt=”El Card. Bergoglio en la misa por la educación en la catedral de   Buenos Aires” hspace=”5″ vspace=”5″ border=”0″ align=”left”>Buenos Aires, 14 Abr.   10 (AICA)  El arzobispo de Buenos   Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio, exhortó hoy a los docentes a   educar a niños y adolescentes en la esperanza, y recordó a la dirigencia   en general que tiene la responsabilidad de ser “patriotas” y dar el   ejemplo para dejar atrás “el miedo, la frustración y la desesperanza”.<br>
El purpurado porteño pidió a los   educadores un examen de conciencia, al señalarles que “deben lograr que   un chico tenga horizontes. Deben abrir horizontes, hacia delante y hacia   atrás”.<br>
<br>

“La patria no empezó hoy. Tenemos una herencia que   custodiar y trabajar para las utopías del futuro”, subrayó al presidir   la Misa por la Educación en la catedral metropolitana.<br>
<br>

El   primado argentino sostuvo que “éste es el desafío que les planteo”.<br>
<br>

El cardenal Bergoglio lamentó luego que la educación sea considerada   “la hermana pobre de la estructura social”, y reclamó “hacer algo para   solucionar esta pobreza”.<br>
<br>

En otro momento de la homilía, el   arzobispo recordó que a la dirigencia responsable que “se nos pide que   seamos patriotas en el sentido superlativo” y agregó: “Se nos pide   trabajo, no utilizar como escalón para las ambiciones personales, para   trepar, para los mezquinos intereses o para abultar la caja”.<br>
<br>

“Si no damos testimonio de horizonte y de trabajar para el futuro   nuestra vida terminará llorando la milonga de nuestros fracasos, o nos   quedaremos en el conventillo chico, de las internas mezquinas, del miedo   y de la desolación, que nos sopapea”, advirtió.<br>
<br>

Asimismo,   insistió en la necesidad de ser patriotas, de dar testimonio “de   horizonte, de esperanza y de trabajo”, para “no terminar nuestra vida   llorando la milonga de nuestros fracasos, del conventillo chico, de las   internas mezquinas, del miedo y la desolación que nos sopapea”.<br>
<br>
<strong>Chile   y gesto de unidad</strong><br>

Tras la misa, alumnos de quinto año   convocaron a la campaña por los damnificados por el terremoto en Chile,   que realizan junto con Cáritas Argentina, el un miembro del Departamento   de Laicos invitó al acto ciudadano por el Bicentenario, por realizarse   el 8 de mayo próximo en Luján. “Encenderemos velas simultáneas en todo   el país para pedir luz para la patria”, dijo.<br>
<br>

Después hubo   un acto por el bicentenario, en que alumnos armaron un Escudo Nacional   en el altar, tras el cual ingresó un ejemplar de la Constitución   Nacional de gran tamaña, y todos rezaron el Preámbulo, como síntesis, se   dijo, “de la patria grande”.<br>
<br>

Luego el secretario de Culto,   Guillermo Oliveri, se dirigió a alumnos y docentes, a quienes agradeció   por “seguir día a día construyendo la patria”, y destacó que “en el país   hay esperanza, horizonte y mucha garra por delante”.<br>
<br>

En   tanto, Macri reiteró la necesidad de una educación de calidad para   todos, y puso a Martín Palermo, quien el lunes se convirtió en el máximo   goleador de Boca, como ejemplo de “constancia, disciplina y el trabajo   en equipo”.<br>
<br>

Por su parte, el ex secretario de Cultura, José   María Castiñeira de Dios, de 90 años, dirigió unas palabras y fue   homenajeado por su trayectoria docente. El cardenal se acercó a   saludarlo y lo estrechó en un cálido abrazo.<br>
<br>

También hubo   un acto cívico, que debió realizarse en el interior del templo por las   inclemencias del tiempo y no en la Plaza de Mayo como estaba previsto.   Allí, dirigentes y representantes de los credos se abrazaron en un gesto   y “compromiso por la unidad”, así como en los años anteriores se lo   hizo por la justicia, el diálogo y la prioridad educación.+

Facebook comments: