Papa Francisco

Auspiciantes

Biblia

Rezo del Rosario

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Suscribir newspaper

Sindicación

Facebook

Twitter

El “Gordo”, siempre en nuestros corazones

Para muchos en mi parroquia, hoy no es un día más… Una extraña coincidencia hizo que dos de nuestros párrocos fallecieran justo un 2 de mayo….la extraordinario fue que uno sucedió al otro…

Si bien ambos fueron muy queridos en la comunidad de Banfield, por la cantidad de años y, por su forma de ser elk padre Oscar A. Delgado Carrizo (el “Gordo”) como le decíamos los jovenes, marcó “a fuego” diría yo, a muchos de nosotros….

Recuerdo, como si fuera hoy, aquel 2 de mayo, mientras nos encontrábamos en la cancha de Rosario Central participando de las Asambleas Federales de la Acción Católica Argentina, se nos hacercaba un miembro de nuestra comunidad a darnos la trágica nocicia de su muerte….

Un viaje de regreso lleno de lágrimas…y luego esperar…

En el día en que mi hermano cumplía años, sus restos llegaban al país (ver historia)….y, cuando llegó a Banfield… nunca más vi algo así!!!! Todos los comercios de la calle Maipú (la principal) bajaron sus persianas en señal de respeto, mientras las campanas anunciaban la llegada de los restos de quien fuera su pastor…

Tremendamente querido por muchos, especialmente por los que comparten mi generación.

SIEMPRE TE ESTAREMOS AGRADECIDOS!!!

Oscar A. Delgado Carrizodelgado

Desde el momento en que enfermó el padre Juan B. Virano hasta el 30/5/59, provísoriamente estuvo a cargo de la Parroquia el Pbro. J. Lodola. El 30 de mayo de l959, el Obispo de Lomas de Zamora Monseñor Alejandro Schell, nombra Párroco de la Sagrada Familia, al Rdo. Padre Osear A. Delgado Carrizo, nacido en la Provincia de Tucumán el 5/10/1925, se había desempeñado como vicario cooperador en LaPlata, Ramos Mejía y Lanús.

Su obra pastoral fue de relieve fecunda, plena de amor y desolidaridad cristiana. En especial los niños, los ancianos y la familia lo conjugaron en su acción, estando ligado a cristalizaciones de alto mérito, entre estas podemos citar el “InstitutoSagradaFamilia”; la Casa de Belén; los hogares para ancianos Monseñor Schell, (varones y mujeres); la Iglesia Santa Inés; el Comedor de la Parroquia María Goretti, etc. Vida consagrada al bien, trabajador incansable, falleció súbitamente el 2 de mayo de 1981 mientras se encontraba realizando un viaje en compañía de numerosos representantes de nuestra Parroquia en la ciudad de Roma. Una verdadera multitud se dio cita en horas de la mañana del día 7/5/81 en el Aeropuerto Internacional de Ezeiza para esperar sus restos. Cálido, emotivo e inolvidable fue también el instante en que llegó al templo de la Sagrada Familia. Impresionante cantidad de fieles lo esperaban presididos por el Obispo de Lomas de Zamora Monseñor Desiderio E. Collino. Estaban presentes la mayoría de los sacerdotes de la Diócesis, el Colegio Parroquial en pleno, y representantes de Bomberos. En la celebración de la misa, la predicación estuvo a cargo de Monseñor Agustín Casanova. A su término el Obispo Monseñor Desiderio E. Collinodi   batistaofició un responso. Esa misma tarde los restos del Párroco fueron trasladados a la Provincia de Tucurnán, previo responso en la Catedral de aquella ciudad, y descansan muy cerca del pueblo que lo vio nacer. Fallecido el Padre O. Delgado fue designado Vicario Ecónomo el Padre Juan Ramón Celeiro.

Jeremías Di Batista

El Pbro. Jeremías Di Batista asumió como párroco de Banfield el 14 de junio de 1981. Nacido en Italia el 10 de enero de 1924, y naturealizado argentino, se ordenó el 24 de setiembre de 1949, en el seminario San José de La Plata. Se había desempèñado en Magdalena, Doleres y Temperley como Vicario Cooperador. En setiembre de 1962 es párroco de Santa teresita de Banfield, donde realizó importantes obras. El 15 de noviembre de 1963 asume como párroco de Corpus Christi de Temperley, y en 1970 es promovido al curato de Ntra. Sra. de la Piedad. Tres años después es párroco de la Catedral Basílica Nuestra Señora de la Paz de Lomas de Zamora. Desde agosto de 1974 hasta junio de 1980 se desempeñó como Vicario General de la Diócesis. En su infatigable tarea pastoral, se desempeñó así mismo como miembro del Consejo Presbiterial, y del Colegio de Consultores. Fue Juez Delegado del Tribunal Eclesiástico y asesor de la Junta Diocesana de Acción Católica y del Círculo de Obreros de Lomas de Zamora. Com o párroco de Banfield, modernizó las rejas que rodean al templo, dispuso la ampliación del despacho parroquial y el arreglo de las instalaciones parroquiales y la torre del reloj. A raíz de la enfermedad que lo aquejaba, falleció el 2 de mayo de 1985. Sus fieles lo despidieron con una misa concelebrada preisdida por monseñor Collino. Numerosos fieles acompañaron sus restos hasta la ciudad de La Plata, donde fue sepultado en el cementerio de esa ciudad.

Facebook comments: