Papa Francisco

Auspiciantes

Biblia

Rezo del Rosario

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Suscribir newspaper

Sindicación

Facebook

Twitter

Benedicto XVI: Gracias al ?s? de Cristo y de Mar??a, Dios pudo asumir un rostro de hombre

Intervenci?n con motivo del ?ngelus

CIUDAD DEL VATICANO, domingo, 25 marzo 2007 (ZENIT.org).- Publicamos las palabras que pronunci? Benedicto XVI este domingo al rezar la oraci?n mariana del ??ngelus junto a varios miles de peregrinos congregados en la plaza de San Pedro del Vaticano.


Queridos hermanos y hermanas:

El 25 de marzo se celebra la solemnidad de la Anunciaci?n de la Virgen Mar??a. Este a?o, coincide con un domingo de Cuaresma y por este motivo se celebrar? ma?ana. De todos modos, quisiera detenerme a reflexionar sobre este estupendo misterio de la fe, que contemplamos cada d??a al rezar el Angelus.

La Anunciaci?n, narrada al inicio del Evangelio de san Lucas, es un acontecimiento humilde, escondido –nadie lo vio, s?lo lo presenci? Mar??a–, pero al mismo tiempo decisivo para la historia de la humanidad. Cuando la Virgen pronunci? su ?s? al anuncio del ?ngel, Jes?s fue concebido y con ??l comenz? la nueva era de la historia, que despu?s ser??a sancionada en la Pascua como ?nueva y eterna Alianza?.

En realidad, el ?s? de Mar??a es el reflejo perfecto del ?s? de Cristo, cuando entr? en el mundo, como escribe la Carta a los Hebreos interpretando el Salmo 39: ??He aqu?? que vengo – pues de m?? est? escrito en el rollo del libro – a hacer, oh Dios, tu voluntad!? (10, 7). La obediencia del Hijo se refleja en la obediencia de la Madre y de este modo, gracias al encuentro de estos dos ?s??es?, Dios ha podido asumir un rostro de hombre. Por este motivo la Anunciaci?n es tambi?n una fiesta cristol?gica, pues celebra un misterio central de Cristo: su Encarnaci?n.

?He aqu?? la esclava del Se?or; h?gase en m?? seg?n tu palabra?. La respuesta de Mar??a al ?ngel contin?a en la Iglesia, llamada a hacer presente a Cristo en la historia, ofreciendo su propia disponibilidad para que Dios siga visitando a la humanidad con su misericordia.

El ?s? de Jes?s y de Mar??a se renueva de este modo en el ?s? de los santos, especialmente de los m?rtires, que son asesinados a causa del Evangelio. Lo subrayo recordando que ayer, 24 de marzo, aniversario del asesinato de monse?or ??scar Romero, arzobispo de San Salvador, se celebr? la Jornada de Oraci?n y de Ayuno por los Misioneros M?rtires: obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y laicos, asesinados en el cumplimiento de su misi?n de evangelizaci?n y de promoci?n humana. Ellos, los misioneros m?rtires, como dice el tema de este a?o, son ?esperanza para el mundo?, pues testimonian que el amor de Cristo es m?s fuerte que la violencia y el odio. No han buscado el martirio, pero han estado dispuestos a dar la vida para ser fieles al Evangelio. El martirio cristiano s?lo se justifica como supremo acto de amor a Dios y a los hermanos.

En este per??odo de Cuaresma contemplamos m?s frecuentemente a la Virgen que en el Calvario sella el ?s? pronunciado en Nazaret. Unida a Jes?s, testigo del amor del Padre, Mar??a vivi? el martirio del alma. Invoquemos con confianza su intercesi?n para que la Iglesia, fiel a su misi?n, d? al mundo entero testimonio valiente del amor de Dios.

[Al final del ??ngelus, el Papa salud? a los peregrinos en varios idiomas. En italiano, comenz? diciendo:]

El pr?ximo domingo celebraremos la solemne y sugerente liturgia del Domingo de Ramos, con la que comienza la Semana Santa. En esta circunstancia se celebrar? la XXII Jornada Mundial de la Juventud, que este a?o tiene por tema el mandamiento de Jes?s: ?Como yo os he amado, as?? amaos tambi?n vosotros los unos a los otros? (Juan 13, 34). Para prepararnos a esta cita y a la celebraci?n de la Pascua, invito a los j?venes de la di?cesis de Roma a una liturgia penitencial, que presidir? en la tarde del jueves, 29 de marzo, en la Bas??lica de San Pedro. Quienes lo deseen, tendr?n la posibilidad de acercarse al sacramento de la Confesi?n, aut?ntico encuentro con el amor de Dios, del que todo ser humano tiene necesidad para vivir en la alegr??a y en la paz.

[En espa?ol, dijo:]

Saludo con afecto a los peregrinos de lengua espa?ola. Queridos hermanos: ma?ana celebraremos la fiesta de la Encarnaci?n del Hijo de Dios. Pr?ximos ya a la Pascua, acudamos con fe a la Virgen Mar??a para que abra nuestros corazones a la contemplaci?n del amor con el que Cristo se entreg? por todos nosotros, y nos ayude a dar siempre testimonio del valor inmenso de la vida humana. ?Feliz domingo!

[Traducci?n del original italiano realizada por Zenit
? Copyright 2007 – Libreria Editrice Vaticana]

Facebook comments: