Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

En la fiesta de San Jos? Obrero se honra al trabajador:

San José Obrero Buenos Aires, 1 May. 07 (AICA) El 1º de Mayo, festividad de San José Obrero, coincide con el Día Internacional del Trabajador y suele ser una oportunidad en la que los ocupados y desocupados piden al carpintero que interceda ante Jesús por sus reivindicaciones salariales, laborales y sociales.

     Radio Vaticana destaca que desde que se estableció la fecha, muchas mejoras se consiguieron, pero todavía queda mucho por hacer, ya que en el mundo continúa la explotación de menores, horarios de trabajo que superan las ocho horas diarias, sueldos mínimos que no superan el dólar diario y trabajadores sin contrato.

     "Desde el siglo pasado, esta jornada del 1° de Mayo tiene siempre un significado profundo de unidad y comunión entre todos los trabajadores, para subrayar su papel en la estructura de la sociedad y para defender sus derechos", destaca la emisora papal.

     En 1955, el entonces papa Pío XII quiso dar una impronta religiosa a la fecha, por lo que la dedicó a San José Obrero, y desde entonces la fiesta civil del trabajador se convirtió en una fiesta también cristiana.

     San José, descendiente de reyes, entre los que se cuenta David, pertenece también a otra dinastía, que permaneciendo a través de los siglos, se extiende por todo el mundo. Es la de aquellos hombres que con su trabajo manual van haciendo realidad lo que antes era sólo pura idea, y de los que el cuerpo social no puede prescindir en absoluto.

     Es este oficio el que le hace ocupar un lugar imprescindible en el pueblo, y a través del mismo influye en la vida de aquella pequeña comunidad. José, el varón justo. Él ya había cumplido su misión, dando al mundo su testimonio de buen obrero.

     La Iglesia quiso ofrecer a todos los obreros este espectáculo de santidad, proclamándolo solemnemente su patrón, para que en adelante, el trabajador humilde, silencioso y justo de Nazaret, sea para todos los obreros del mundo, especial protector ante Dios, y escudo para tutela y defensa en las penalidades y en los riesgos del trabajo.+

Facebook comments: