Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

Mons. Radrizzani: Gozos y esperanzas de la V Conferencia

Diócesis de Lomas de ZamoraLomas de Zamora (Buenos Aires), 7 Jun. 07 (AICA) El obispo de Lomas de Zamora, monseñor Agustín Radrizzani, envió una carta a su feligresía en la que explica los gozos y esperanzas nacidas en la V Conferencia General del Episcopado Latinoamericano y del Caribe, de la que participó como uno de los obispos delegados del Episcopado argentino.

El prelado lomense trazó una suerte de decálogo de cuestiones que dijo son “motivo de alegría”.

1.La presencia de Jesús: Él estaba y nos unía a todos. Su presencia era más fuerte que la diversidad.

2.La presencia de María: fue la experiencia fuerte del Santuario de Aparecida. La fe del pueblo sencillo, el hermoso templo aún sin terminar, los miles de peregrinos que llegaban hasta ese lugar santo.

3.La presencia del Santo Padre que vino a animamos y a iluminamos en las tareas que más nos angustian.

4.La fraternidad vivida entre tantos. Entre nosotros se creó un clima tal, que parecía como si hubiéramos sido amigos toda la vida.

5.La oración de muchos de ustedes que nos acompañaban a la distancia para que nosdejáramos conducir por el Espíritu de Dios.

6.La esperanza que nacía del Encuentro de modo que uno de los participantes quiso definir el último día como “el milagro de Aparecida”.

7.El pueblo sencillo al acudir en masa al Santuario con su particular unción, contagiaba su fe.

8.La concreción de opciones que nacían del lema que nos había dejado el Santo Padre. El deseo renovado de permanecer a la escucha del maestro y el propósito de seguir trabajando por nuestras Iglesias particulares como verdaderos misioneros que anuncian a sus hermanos la salvación de Jesús.

9.El testimonio de tantos hermanos en la fe, pastores de esta Iglesia Latinoamericana y Caribeña, quienes están dando la vida por su pueblo, incluso cuando (algunos de ellos) son amenazados de muerte.

10. La acogida del pueblo brasileño y su permanente cordialidad en la pequeña ciudad de Aparecida, en las calles, en los hoteles y en los innumerables trabajos del Santuario.

“Hermanos queridos, con mis hermanos sacerdotes podré encontrarme la semana próxima, y esa será una ocasión para animarnos mutuamente en el Señor. Pero ahora, por este medio, quiero animarlos a todos a seguir a Jesús el Buen Pastor, y hacerles llegar éste saludo como prueba de mi gratitud, tanto a Dios, como a Ustedes. Gracias a Él por su Providencia y a Ustedes”, concluye.

Texto completo del mensaje

Facebook comments: