Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

Impugnan reglamentación bonaerense de abortos “no punibles”

Buscan la despenalización de la práctica del abortoLa Plata (Buenos Aires), 22 Jun. 07 (AICA)Los médicos Chinda Brandolino y Oscar Botta, como presidenta y director ejecutivo, respectivamente, del Instituto de Investigaciones Biológicas para la Defensa de la Vida, interpusieron un recurso de revocatoria de la resolución 304/2007 del gobierno de la provincia de Buenos Aires que aprueba el “Programa Provincial de Salud para la Prevención de la Violencia Familiar y Sexual y la Asistencia a las Víctimas” y sus protocolos de “Detección y asistencia a mujeres víctimas de maltrato, de aborto no punible y de acción ante victimas de violación”.

La entidad biomédica sostiene que el acto administrativo del Ministerio de Salud bonaerense tendiente a reglamentar los abortos no punibles en el sistema sanitario provincial y sin autorización legal como demanda el Código Penal para los casos de violación o riesgo de la salud de la madre, presenta “cuanto menos” los vicios de incompetencia, de causa -ilegalidad, en tanto se opone al derecho vigente-, de procedimiento esencial -por cuanto se ha omitido el dictamen que prevé el artículo 123 del Decreto Ley 7647/70-, de finalidad o desviación de poder.

También advierte que “todo el sistema estatuido por la Resolución adolece del vicio de irrazonabilidad”, cuestiona que “la práctica abortiva no puede ser considerada una política de salud pública” y recuerda que una reglamentación ministerial no puede sobrepasar la Constitución Nacional y los tratados internacional es con rango constitucional, que protegen el derecho a la vida desde el momento de la concepción.

Fundamenta, además, su pedido de impugnación en las consideraciones de una reciente sentencia dictada por la Suprema Corte de Justicia Bonaerense, que rechazó “el planteo de inconstitucionalidad del artículo 86 inciso 2 del Código Penal y declarar que su aplicación no requiere autorización judicial por considerar que el aborto eugenésico no está incriminado por el ordenamiento jurídico y que en consecuencia no corresponde expedir un mandato de prohibición a la práctica de interrupción del embarazo, en tanto esa intervención se decida llevar a cabo por profesionales de la medicina en función de las reglas del arte de curar”.

En la notificación al ministro de Salud bonaerense, Claudio Mate, Brandolino y Botta se reservan el derecho de recurrir a la Corte Suprema de Justicia tanto por la vía del recurso extraordinario federal como en instancia originaria, en base a “la existencia de cuestión netamente federal”, y de elevar un recurso ante la Corte Interamericana de Derechos Humanos en los términos establecidos por el Pacto de San José de Costa Rica, con base “en la lesión insanable de las disposiciones de dicho Pacto, con incidencia en el fundamental derecho a la vida lesionado”.

Tras pedirle al funcionario que disponga “la elevación del presente al Señor Gobernador, en vista de la cuestión de competencia planteada que suscita su alta intervención”, solicitan que se “declare la suspensión de los efectos de la resolución recurrida” y, en definitiva se revoque la Resolución impugnada dejándola sin efecto por resultar insanablemente nula”.+

Texto completo de la presentación

Facebook comments: