Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

Carta a un amigo

Les comparto una carta que escribí a un amigo…


Querido xxxxxxxxxxxxxxxxxxx:
Te ofrezco mi humilde ayuda ayuda…
Sobre lo que nos compartes, sólo te puedo decir que lo mejor que puedes hacer para “sanar esas heridas” es rezar mucho para que el Espíritu Santo te conceda el don de perdonar… Es la única manera, sea cual sea la causa de esa “herida”…

En algún momento yo también abandoné mi tarea de Coordinador de Catequesis por diferencias con los métodos que se utilizan…
Pero, con la Gracia de Dios, desde hace algunos años he re-descubierto esa vocación y felíz te puedo contar que, hoy en día me encuentro acercando a jóvenes y adultos a conocer a Dios…

En ese sentido, te comparto lo que siempre les digo…
La función de la Iglesia es, simplemente “dar a conocer la Verdad”

“PADRE, esta es la vida eterna: que te conozcan a ti, el único Dios verdadero y a tu enviado Jesucristo” (Jn 17,3). “Dios, nuestro Salvador… quiere que todos los hombres se salven y lleguen al conocimiento pleno de la verdad” (1 Tim 2,3-4). “No hay bajo el cielo otro nombre dado a los hombres por el que nosotros debamos salvarnos” (Hch 4,12), sino el nombre de JESUS. (Prólogo de Catecismo de la Iglesia Católica)

Después, el camino que va del conocimiento a la comprensión lo tiene que realizar cada uno. La Iglesia, desde ya, los va a acompañar y guiar…
Es por eso que, desde mi humilde opinión, la FE no se trata de un compendio de conocimientos sino de una Respuesta de AMOR que cada uno da libremente a Dios…
En esto hay que tener cuidado porque, si bien Dios nos creó libres, es el uso de esa libertad la que va a condicionar toda nuestra existencia (existimos aún después de muertos,eh….)
A ver si me explico…

  1. Conozco a Dios…
  2. Me descubro amado por Dios…
  3. Me enamoro de Dios…
  4. Deseo conocerlo más profundamente (amplio mis conocimientos y no me quedo sólo con lo que recibí en el Catecismo, hace miles de años o con alguna que otra buena homilía)…
  5. Me comprometo más en ese AMOR (RESPUESTA DE AMOR)…
  6. Vuelvo al paso 6…

En grandes razgos, podríamos entender todo esto (de una manera resumida) como:

  • Comprender que es lo que hacemos cuando nos hacemos la Señal de la Cruz y VIVIRLO

El cristiano comienza su jornada, sus oraciones y sus acciones con la señal de la cruz, en el nombre del Padre, del Hijo y del Espíritu Santo, Amén. El bautizado consagra la jornada a la gloria de Dios e invoca la gracia del Señor que le permite actuar en el Espíritu como hijo del Padre. La señal de la cruz nos fortalece en las tentaciones y en las dificultades.Catecismo #2157

Estamos diciendoque, lo que hicimos, estamos por hacer y vamos a hacer, es EN NOMBRE DE DIOS; en su representación…
Es por esto que deberíamos hacerlo lo mejor posible…

En especial la única de las siete peticiones que hacemos que tiene una condición que la podía limitar…
“Perdona nuestras ofensas como también nosotros perdonamos a los que nos ofenden”

  • Comprender I Cor. 13 y VIVIRLO

En cuanto a las “dudas” que surgen al hablar con hermanos de otras confeciones… Bueno, volviendo un poco atrás; a mi me gusta hacer esta comparación:

Cuando conocí a Lala (mi esposa) y me enamoré de ella, lo primero que hice fue averiguar cómo se llamaba, donde vivía…
Más adelante, me preocupé por saber se “gustaba” de mi, qué era lo que le gustaba…
Después si quería formar una familia cristiana, si quería formarla conmigo…
Cada día de mi vida trato de conocerla un poco mejor…

Si hacemos esto con una persona, cuánto más lo deberíamos hacer con Dios!!!
Es en esto donde muchos fallamos. Es por eso que, al primer cuestionamiento, toda nuestra FE se tambalea…

Existen muchas maneras de “leer lo mismo” y en eso, nuestros hermanos Protestantes son muy buenos (o tienen un pulgar muy grande, ja)

Siempre, ante la duda

  1. Piensa: ¿Qué haría Jesús en mi lugar?
  2. Reza para que el Espíritu Santo te ilumine
  3. Lee la Biblia
  4. Consulta el Catecismo (http://www.vatican.va/archive/ESL0022/_INDEX.HTM)
  5. Charlalo con algún sacerdote amigo…

A fin de cuentas ten presente que puede haber varios caminos de llegar a LA VERDAD; PERO ESTA ES SÓLO UNA.

LA VERDAD no cambia con el tiempo ni se adapta a lo que hoy me gusta, quiero, o creo necesitar…

Y debo volver a I Cor. 13. Puede ser que algunas cosas no las entiendas o compartas hoy…Llegará el momento en que “verás cara a cara y comprenderás”.
Cuando era niño mi padre no me dejaba jugar con fuegos artificiales; y muchas veces me fuí a la cama enojado y pensando que no me quería…
Ya de grande, padre de mis propios hijos, comprendí, con claridad, cuánto me amaba que, para protegerme, hasta de aguantó el dolor que le provocaría el que yo pensara que no me quería…

Dios es TU Padre y no te va a defraudar. NO TEMAS, CONFÍA….(AMA)

Un abrazo en Cristo

Facebook comments: