Papa Francisco

Auspiciantes

Biblia

Rezo del Rosario

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Suscribir newspaper

Sindicación

Facebook

Twitter

Confirman la fecha de beatificación de Ceferino Namuncurá

Ceferino NamuncuráViedma (Río Negro), 18 Jul. 07 (AICA) Los obispos de la región Patagonia-Comahue confirmaron que la solemne celebración de la beatificación de Ceferino Namuncurá se llevará a cabo el domingo 11 de noviembre, a las 11, en la localidad de Chimpay, Río Negro, donde el legado del papa Benedicto XVI presidirá una misa, acompañado por numerosos obispos, sacerdotes, religiosos, religiosas y por todos los que “desean sumarse para festejar, desde la fe, este trascendente acontecimiento para todo el pueblo de nuestra Patria”.

Los prelados reiteran conceptos de la carta que publicaron en mayo de 2005 con motivo del centenario de la muerte de Ceferino e insisten en que “queremos ahora volver a compartir, en el deseo de que este acontecimiento renueve nuestro compromiso por seguir el camino de santidad que recorrió Ceferino y nos ayude a conocer más el paso de Dios por nuestra historia”.

Creemos, con mucha humildad, que nos sentimos particularmente queridos por nuestro Padre Dios. En esta tierra patagónica, pobre de población y de estructuras, en una tierra que, en el decir popular, muchas veces fue llamada maldita, Dios quiso suscitar frutos de santidad. En estos pocos años de evangelización, la Iglesia ha declarado beatos a Laura Vicuña; adolescente que vivió y murió en Junín de los Andes hace poco más de cien años, a Artémides Zatti, salesiano enfermero que vivió y murió en Viedma; y ahora a Ceferino Namuncurá”, subrayan.

Tras estimar que “es nuestro más ferviente deseo que esta beatificación renueve en nuestra Patria la adhesión al don de la fe cristiana, tomando en serio el Evangelio, como lo hizo Ceferino”, convocan a los cristianos a renovar “el compromiso por una santidad que asuma con realismo la causa de la unidad entre los argentinos, prestando atención especialmente a todos y cada uno de los pobres y excluidos, que deben ser los primeros en formar parte de la Argentina que queremos”.

Luego presentan “el testimonio de este joven aborigen, discípulo y misionero”, por considerarlo “un modelo para todos los que viven aquí, en esta tierra de esperanza. Modelo de amor por su familia, su pueblo y su tierra. Modelo de fe que ha cultivado y desarrollado aún en medio de dificultades y cruces. Modelo juvenil por el proyecto de vida que fue forjando. Hoy nuestra Patria necesita jóvenes que quieran ser útiles a su pueblo, que quieran ser misioneros en su pueblo”.

Los obispos patagónicos expresan su deseo de que “Ceferino, gaucho y amigo de todos, nos conceda la fuerza para entregar la propia vida al servicio del bien común, de la justicia y la verdad que nos hace libres. Que nos ayude, como Iglesia en la Argentina, a ser hoy discípulos y misioneros trabajando en comunión fraterna para que todos se encuentren con Dios y su Palabra, y en Él tengan Vida”.

Recordaron, además, que “Ceferino, siguiendo a Jesús, presenta una alternativa a nuestra sociedad consumista y que excluye a muchos. En una sociedad que despreciaba a los aborígenes, que había hecho de la ‘Campaña del desierto’ una epopeya de la civilización contra la barbarie, se presenta este joven sin poder, sin dinero, sin títulos, sin odio. Es un “indio” que ha perdido todo, pero que mantiene su cultura, sus valores, su espíritu de comunión con los demás y su férrea voluntad. Es pobre de medios materiales, pero es rico de virtudes y de actitudes que hacen de él un modelo nuevo y distinto, ejemplo para todos.

Por eso Ceferino es un llamado de atención en nuestro mundo: es un joven indígena, que nos indica el camino de una vida digna y que vale la pena vivir. Que Ceferino, hoy y siempre misionero, nos obtenga las bendiciones más abundantes para todos y en particular para su pueblo”, concluyen.

Firman la carta los obispos Néstor H. Navarro, de Alto Valle del Río Negro; Fernando C. Maletti, de San Carlos de Bariloche; Esteban M. Laxague, de Viedma; Marcelo A. Melani, de Neuquén; Virginio D. Bressanelli, de Comodoro Rivadavia; y Juan Carlos Romanín, de Río Gallegos.

También los obispos eméritos Alejandro Buccolini, de Río Gallegos; Miguel Esteban Hesayne, de Viedma; José Pedro Pozzi, de Alto Valle del Río Negro y Pedro Ronchino, de Comodoro Rivadavia.+

Texto completo de la carta

Facebook comments: