Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

Primera iglesia católica en Qatar después de 14 siglos

Construcción de la Iglesia en QatarDoha (Qatar), 24 Jul. 07 (AICA) Tuvieron que pasar 1.400 años, desde el siglo VII, para que la Iglesia católica pudiera contar con un lugar de culto en Qatar, país mayoritariamente musulmán. Será en Doha, la capital del país, donde se está construyendo una iglesia que estará dedicada a Nuestra Señora del Rosario y que se espera esté concluida antes de fin de año.

El templo estará situado en la zona sur de la capital, no estará abierto al público, pero constituirá un lugar donde la comunidad católica de Qatar –en su mayor parte formada por extranjeros- podrá orar junta, señaló la agencia del PIME (Pontificio Instituto de Misiones Extranjeras) “AsiaNews.it”.

“Hasta ahora hemos orado en las casas o en pequeñas capillas dentro del campus americano y del filipino de Doha”, explica el padre Tom Veneration, originario de Manila y futuro párroco de Nuestra Señora del Rosario.

“Después de más de 20 años de pedidos formales -recuerda el padre Veneration, el gobierno dio a las confesiones cristianas (católicos, anglicanos, coptos, ortodoxos y protestantes) los terrenos para construir sus propios edificios de culto. A los católicos se nos dio el terreno más grande, porque tenemos una presencia antigua en el país y porque nuestra comunidad, compuesta ya por más de 100.000 fieles, es la más numerosa”, añadió.

El terreno, explicó el sacerdote, “fue donado a la Iglesia por el emir Amir Hamad bin Khalifa Al Thani, quien en los últimos años llevó a cabo una política de diálogo interreligioso, si bien mantiene en vigor la ley que prohíbe a la población, en su mayoría musulmana, convertirse a otra religión”.

“Éste es el único, pero gran límite a nuestra obra pastoral, pero debemos adaptarnos”, señaló. La cuestión de la prohibición de conversiones determina que los católicos del país sean en su mayoría extranjeros.

Se calcula que el costo de la construcción de la parroquia católica ascenderá a 15 millones de dólares. Los católicos en Qatar, no obstante que muchos de ellos son inmigrantes que llegaron en busca de trabajo, están colaborando económicamente para la construcción de la iglesia. A ellos se agregan los católicos de toda la península arábiga, en su mayoría filipinos e indios, que están ayudando a reunir la suma.

Observando el avance de las obras está el obispo Paul Hinder, un capuchino suizo Vicario Apostólico de Arabia, con encargo de velar por los fieles en Qatar, Emiratos Árabes, Bahrein, Omán, Yemen y Arabia Saudita, cuna del Islam.

“Es cierto que no es fácil ser obispo aquí. Pero al menos es bueno observar la vida de la Iglesia que está llena de vitalidad”, dijo el Prelado quien también pidió se respete la libertad religiosa para los católicos, lo que traería muchos beneficios. “Mientras más satisfechos estén espiritualmente más podrán ayudar al desarrollo del país, es obvio”, precisó.

Monseñor Hinder también explicó que muchos de los cristianos inmigrantes a los que sirve son más activos durante el período que pasan en la península arábica por trabajo, que cuando están en sus respectivos países. La mayoría de ellos son filipinos, libaneses e indios.

“Tenemos que aceptar que son expatriados en todo el sentido de la palabra. Somos una iglesia peregrina”, dijo el Vicario Apostólico y añadió que “el desafío está especialmente en que somos una iglesia multicultural, multilingüe y multirracial compuesta por fieles de más o menos casi todo el mundo”.

La Misa se celebra en rito latino, siro malabar y siro malankar, y en diferentes idiomas: árabe, inglés, italiano, urdu, tagalo y tamil.

Qatar -cuya población es algo inferior a los 800 mil habitantes- estableció relaciones diplomáticas con la Santa Sede en 2003; cuando se anunció esta decisión diplomática se tuvo conocimiento de que el acuerdo preveía que el gobierno qatarí pusiera a disposición de la Iglesia uno o varios terrenos para la construcción de templos, según las necesidades de los creyentes.+

Facebook comments: