Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

Mons. Radrizzani instó a encontrarse con Cristo a través de la Biblia

Monseñor Radrizzani, obispo de Lomas de ZamoraLomas de Zamora (Buenos Aires), 12 Set. 07 (AICA) El obispo de Lomas de Zamora, monseñor Agustín Radrizzani, destacó –haciéndose eco del Documento Conclusivo de Aparecida- sobre la necesidad de favorecer el camino del encuentro con Cristo Vivo a través de la Sagrada Escritura, al convocar a participar en setiembre del Mes de la Biblia.

Recordó en este sentido que los “Padres de los primeros siglos –y San Jerónimo entre ellos– insistían en que es gozo y tarea del cristiano el leer, rumiar, asimilar y vivir la Palabra de Dios”, e insistió que “nos transforma en discípulos y misioneros, tal el ejemplo de María de Betania que “sentada a los pies de Jesús escuchaba su Palabra” y María –la Madre de Dios– que “habiendo escuchado la Palabra de Dios, le entrega su vida con su fe, y sale presurosa para servir a Isabel, cantando la alegría de la salvación”.

Monseñor Radrizzani explicó que “en la diócesis tenemos un gran espacio de amor a la Palabra, y son los círculos bíblicos. En ellos, los fieles se reúnen, reflexionan, oran y comparten sus vidas a la luz de la Palabra, practicando la lectio divina, tan apreciada desde siempre en la Iglesia”.

“Justamente, en el Documento de Aparecida se nos recuerda que esta “lectura orante” de la Biblia tiene cuatro momentos (DA 249): primero, la lectura del texto; luego, la meditación del mismo, para pasar –finalmente– a la oración, que responde al Dios que nos ha hablado… oración que, a veces, se transforma –por la gracia de Dios– en contemplación, serena o intensa, según Su voluntad”, enfatizó.

Monseñor Radrizzani valoró también la obra de la Escuela Bíblica San Jerónimo, que “ofrece un espacio de formación –tanto a nivel diocesano, como a nivel parroquial– para enriquecer y fortalecer la lectura, meditación y vivencia de la Palabra de Dios. Y, en todo esto, la Pastoral Bíblica diocesana se esfuerza por servir a la diócesis, de acuerdo con nuestras disposiciones”.

“San Jerónimo decía –como nos recuerda el Catecismo de la Iglesia Católica– que ‘desconocer las Escrituras es desconocer a Cristo’. Y, sobre todo, Jesús mismo nos invita siempre a alimentarnos con los dos Panes: el Pan de su Palabra y el Pan de su Cuerpo. Iluminados y fortalecidos de esta manera, podremos ser entonces, discípulos y misioneros suyos”, concluyó.+

Texto completo del mensaje

Facebook comments: