Papa Francisco

Auspiciantes

Biblia

Rezo del Rosario

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Suscribir newspaper

Sindicación

Facebook

Twitter

El Papa crea 23 nuevos cardenales: Cuatro latinoamericanos y tres españoles

VATICANO, 24 Nov. 07 / 08:47 am (ACI).- En el segundo consistorio de su pontificado, celebrado esta mañana en la Basílica de San Pedro, el Papa Benedicto XVI creó 23 nuevos cardenales, entre ellos tres españoles, dos argentinos, un mexicano y un brasileño, resaltando que la dignidad conferida a los purpurados está lejos de la búsqueda del poder y el éxito, pues la grandeza cristiana “no está en dominar sino en servir”.

En el Consistorio Público Ordinario, el Santo Padre entregó el capelo cardenalicio a los arzobispos españoles de Valencia y Barcelona, Agustín García Gasco y Luis Martínez Sistach, respectivamente; al ex Rector de la Universidad Gregoriana de Roma, el jesuita español Urbano Navarrete; a los arzobispos argentinos Leonardo Sandri, Prefecto de la Congregación para las Iglesias Orientales y Stanislaw Esteban Karlic, emérito de Paraná; al Arzobispo de Monterrey (México), Francisco Robles Ortega; y al Arzobispo de Sao Paulo (Brasil), Odilio Pedro Scherer.

La ceremonia, que por razones climatológicas se llevó a cabo en la basílica vaticana y no en la plaza de San Pedro como inicialmente estaba programada, fue presenciada desde su interior por unas siete mil personas y seguida desde el exterior por otras 20 mil.

Tras el saludo litúrgico, el Pontífice leyó la fórmula de creación de cardenales y proclamó solemnemente sus nombres. Seguidamente pronunció una homilía en la que resaltó que los nuevos purpurados provienen de los cinco continentes, lo que resalta la “universalidad de la Iglesia”.

Dirigiéndose a los nuevos purpurados, Benedicto XVI recordó que “todo verdadero discípulo de Cristo debe aspirar a una sola cosa: compartir su pasión, sin pedir recompensa alguna”.

“El cristiano está llamado a asumir la condición de “siervo” siguiendo las huellas de Jesús, gastando su vida por los otros en modo gratuito y desinteresado. No la búsqueda del poder y del éxito, sino el humilde don de sí por el bien de la Iglesia es lo que debe caracterizar cada uno de nuestros gestos y cada una de nuestras palabras”, subrayó.

“La verdadera grandeza cristiana –agregó el Papa– no consiste en dominar, sino en servir. El Señor os pide y os confia el servicio del amor: amor por Dios, amor por su Iglesia, amor por los hermanos con una dedicación máxima e incondicional, usque ad sanguinis effusionem, como recita la fórmula para la imposición de la birreta y como muestra el color rojo de la ropa que portáis”.

Concluida la homilía, se hizo la profesión de fe y se procedió al juramento por parte de los nuevos cardenales, que se aproximaron, uno a uno al Pontífice, arrodillándose ante él para recibir el capelo cardenalicio y la asignación de un Título o Diaconía de una iglesia romana, símbolo de su participación en el cuidado pastoral del Papa por la ciudad.

Concluida la ceremonia, Benedicto XVI salió al atrio de la basílica para saludar a los feligreses que siguieron las incidencias del acto desde la Plaza de San Pedro a través de pantallas televisivas gigantes.

Mañana, Solemnidad de Jesucristo Rey del Universo, en una Misa solemne, el Santo Padre entregará a los nuevos purpurados el anillo, el otro símbolo del cardenalato, además del capelo.

Colegio Cardenalicio

Además de los latinoamericanos y españoles, los otros nuevos purpurados son los estadounidenses John Patrick Foley y Daniel DiNardo, Pro Gran Maerstro de la Orden Ecuestre de Jerusalén y Arzobispo de Galveston-Houston respectivamente; los italianos Giovanni Lajolo, Presidente de la Pontificia Comisión y del Governatorato del Estado de la Ciudad del Vaticano; Angelo Comastri, Arcipreste de la Basílica Vaticana y Raffaele Farina, Archivero y Bibliotecario de la Sacra Romana Iglesia.

También los italianos Angelo Bagnasco, Arzobispo de Génova y Presidente de la Conferencia Episcopal Italiana; el arzobispo Giovanni Coppa, Nuncio Apostólico Emérito de Checoslovaquia y República Checa; el sacerdote franciscano Umberto Betti, Rector Emérito de la Pontificia Universidad Lateranense de Roma; el alemán Paul Joseph Cordes, Presidente del Pontificio Consejo Cor Unum, y el arzobispo polaco Stanislaw Rylko, Presidente del Pontificio Consejo para los Laicos.

Asimismo los arzobispos Seán Baptist Brady, de Armagh (Irlanda); André Vingt-Trois, de París; Théodore-Adrien Sarr, de Dakar; Oswald Gracias, de Bombay (India) y John Njue, de Nairobi, y Emmanuel III Delly, Patriarca de Babilonia de los Caldeos (Irak).

Facebook comments: