Papa Francisco

Auspiciantes

Biblia

Rezo del Rosario

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Suscribir newspaper

Sindicación

Facebook

Twitter

Bergoglio: “El signo de Dios es la humildad, la pobreza y la sencillez”

Bergoglio durante la misa de NavidadBuenos Aires, 26 Dic. 07 (AICA) “El signo de Dios en este mundo es la humildad, la pobreza y la sencillez, mientras que el mundo sólo reconoce la soberbia y el aplastarle la cabeza a los otros”, aseguró el arzobispo de Buenos Aires y primado de la Argentina, cardenal Jorge Mario Bergoglio, en la tradicional misa de gallo en la catedral metropolitana.

El purpurado porteño centró su homilía en el Evangelio según San Mateo, que se leyó previamente, y recordó que “Jesús habló de reconocer los signos del Cielo y les reprochó que no sabían reconocer los signos de los tiempos”.

“Esto vale para ahora también: hombres y mujeres de todos los pueblos saben discernir los grandes problemas geopolíticos, saben moverse en el mundo de los negocios, en los vaivenes de las bolsas, el comercio de armas, en las guerras que no saben encontrar la señal de Dios”, sostuvo.

El primado consideró que, en oposición a la sencillez, “nos seduce a todos el mundo de la apariencia, de lo fácil, del poder, el mundo de la vanidad y del orgullo, y el escalón es claro: dinero, vanidad, poder, orgullo y a medida que se sube por esa escalera nos alejamos del chico recién nacido en pañales y recostado en un pesebre”.

Asimismo, reiteró que “nuestro Dios camina con los sencillos, con los humildes y a lo largo de la historia eligió a un pueblo al que le dice ‘no te elegí por lo grande que sos, sino porque eres el más pequeño de la Tierra'”.

Tras citar al profeta Isaías, destacó que la luz con la que Dios ilumina al pueblo “no es una luz mansa”, aunque la describió como “una luz que no hiere, es una luz que lentamente desde la sencillez nos va volviendo humildes el corazón para entendernos entre nosotros”. Y contrapuso esa luz con las luces de “la vanidad, la apariencia …”

Numerosos fieles participaron de la misa de Nochebuena en la Catedral metropolitana, presidida por el cardenal Bergoglio y concelebrada por los obispos auxiliares de Buenos Aires. La celebración eucarística contó con la participación del Coro Pacem in Terris.+

Facebook comments: