Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

jesushttp://www.marana-tha.net Marana - Thá Ven Señor Jesús ::

Atractivo de la misa tridentina

Posted: December 15th, 2006, by Matoga

por el Cardenal Alfons M. Stickler

La Misa Tridentina es el rito de la Misa fijado por el Papa P??o V a solicitud del Concilio de Trento y promulgado el 5 de diciembre de 1570. Este Misal contiene el antiguo rito Romano, del que fueron eliminados varios agregados y alteraciones. Cuando se la promulg?, se preservaron otros ritos que hab??an existido por lo menos durante 200 a?os. Por lo tanto, es m?s correcto llamar a este Misal la liturgia del Papa San P??o V.

Para leerlo completo, hagan click sobre la im?gen

Fuente: STAT VERITAS

Cardenal Medina: Pronto se "liberalizar?" la misa en lat??n

Posted: December 15th, 2006, by Matoga

Roma (Italia), 15 Dic. 06 (AICA) El cardenal chileno Jorge Medina Est?vez, miembro de la Comisi?n Pontificia Ecclesia Dei, afirm? que el documento que “liberalizar?” la celebraci?n de la Misa en lat??n fue estudiado con calma y est? cerca su publicaci?n.

La informaci?n fue difundida por la agencia peruana ACI que cita al diario espa?ol La Raz?n, seg?n el cual el Purpurado afirm? que “la publicaci?n del Motu Proprio por parte del Papa Benedicto XVI en el que se liberalizar? la celebraci?n de la Misa en lat??n seg?n el misal de San P??o V, est? cerca”. A?adi? que “se discuti? durante m?s de cuatro horas y se efectuaron algunas correcciones al texto”. El documento debe ser presentado al Pont??fice para su aprobaci?n final.

La publicaci?n del texto “podr??a suponer un acercamiento a los lefebvristas que siguen celebrando de acuerdo con este misal y no reconocen la reforma lit?rgica posterior al Concilio Vaticano II”. Sin embargo, para poner fin al cisma lefebvrista, “es necesario que asuman tambi?n de forma ??ntegra todo el Magisterio emanado del Concilio Vaticano II”.

Actualmente s?lo se puede celebrar la Misa en el Rito de San P??o V si se cuenta con el permiso escrito del obispo diocesano, mientras que la informaci?n de ACI dice que seg?n fuentes vaticanas, “con esta disposici?n papal se podr??a autorizar el uso universal de este misal, es decir, podr??a celebrar con ?l cualquier sacerdote sin necesidad de una autorizaci?n previa”.

El cisma lefebvrista
El arzobispo franc?s monse?or Marcel Lefebvre fund? en 1970 la Fraternidad Sacerdotal San Pio X, formada por fieles y sacerdotes opuestos a las disposiciones del Concilio Vaticano II. Ante su resistencia a aceptar las disposiciones del Papa y el Magisterio conciliar, fue suspendido “a divinis” por Pablo VI en 1976.

En 1988 monse?or Lefebvre orden? a cuatro obispos sin la autorizaci?n del papa Juan Pablo II, incurriendo as??, de acuerdo al canon 1382 del C?digo de Derecho Can?nico, en excomuni?n “latae sententiae”, y con ello en cisma definitivo con la Iglesia. Ante esta situaci?n, el Pont??fice cre? la Comisi?n Ecclesia Dei con el prop?sito de acercar posturas con el grupo y acabar con la divisi?n.+

La directora de un Instituto espa?ol tira a la basura el Bel?n de los alumnos de Religi?n

Posted: December 15th, 2006, by Matoga

Creo que es casi tocando fondo…Una verguenza.

Por otro lado, si se tratase de alguna otra religi?n, ya hubiese salido en muchos m?s medios…


MIJAS, viernes, 15 diciembre 2006 (ZENIT.org).- Los profesores de Religi?n y alumnos del Instituto ?Las Lagunas? de Mijas (M?laga) y el colectivo de padres cat?licos de M?laga han expresado su indignaci?n por la que consideran una ?actitud irrespetuosa? por parte de la directora del Instituto, Mercedes Garc??a del ??lamo, al tirar a la basura un Bel?n montado por los alumnos de Religi?n de 1? ESO.

La medida se tom? con ?el argumento de que en una escuela p?blica de un pa??s laico no est?n permitidos los s??mbolos religiosos?, explica la Asociaci?n Profesional de Profesores de Religi?n en Centros Estatales de
Andaluc??a (APPRECE-Andaluc??a).

Juan Luis Yudego, profesor titular de Religi?n del Centro, explic? a la agencia Veritas que los hecho ocurrieron el pasado 30 de noviembre, cuando una profesora de Religi?n en el Instituto decidi? realizar un Bel?n con los alumnos.

Se trata, aclara, de ?una actividad programada por el equipo de profesores de Religi?n del Centro como procedimiento educativo, cuyo objetivo es que el alumnado comprenda y valore los distintos elementos culturales y religiosos que forman parte de las tradicionales fiestas de la Navidad que se celebran en nuestra sociedad?.

?La profesora de Religi?n, al entrar en el aula al d??a siguiente, no encontr? el Bel?n en su lugar y busc?ndolo por otras dependencias del Centro lo encontr? metido en unas bolsas de basura, donde la directora lo hab??a depositado, pudiendo observar el deterioro que hab??an sufrido algunas piezas?, relat? el profesor titular de Religi?n.

Yudego asegur? haberse reunido inmediatamente con la directora con la ?nica respuesta de que se trata de una ?escuela p?blica de un pa??s laico y no est?n permitidos los s??mbolos religiosos? y que ?este tipo de actividades no pueden tolerarse en un centro p?blico donde conviven alumnos de diferentes religiones que podr??an sentirse ofendidos?.

Yudego mantiene que se trata de una actividad cultural y art??stica donde todos los alumnos han escogido la asignatura de Religi?n y solicita a la directora que sea ?tolerante y respetuosa?.

Ambos profesores de Religi?n han manifestado ?sentirse humillados en su dignidad profesional? y Yudego confiesa estar pasando varias noches sin dormir por lo sucedido.

La agencia Veritas ha intentado ponerse en contacto con la directora del centro, Mercedes Garc??a del ??lamo, para escuchar su valoraci?n al respecto, pero no ha querido hacer manifestaciones, declinando la invitaci?n a exponer su versi?n de los hechos.

Las primeras reacciones no se han hecho esperar y los padres de alumnos afectados han comenzado a enviar cartas de apoyo a los profesores de Religi?n afectados e incluso los alumnos se encuentran recogiendo firmas donde expresan su malestar y piden a la Direcci?n que reponga el Bel?n de su propiedad.

El vicepresidente de APPRECE-Andaluc??a, Santiago Vela, explic? que se han puesto al servicio de los profesores y de los padres los servicios jur??dicos de la Asociaci?n para que realicen las acciones que estimen oportunas y muestra su deseo a que ?el Bel?n sea restituido?, confiando en que ?no haga falta llegar al extremo de acudir a los tribunales?.

Para Vela, ?actuaciones como las de este equipo directivo nos traen a la memoria la de los talibanes que destruyeron las im?genes de los Budas esculpidas en el desierto de Afganist?n? y son un ?flaco favor a la imagen de la escuela p?blica, la escuela de todos, con esta actuaci?n de intolerancia y nefasto ejemplo para los ni?os y j?venes que deben educarse en ella?.

Asimismo, Eduardo Caro, presidente de la Federaci?n de CONCAPA (Confederaci?n Cat?lica de Padres de Alumnos) en M?laga, expres? su malestar por lo acontecido, en lo que considera ?una actitud irrespetuosa? y anunci? que ?llevar??an el caso a los tribunales si fuera preciso? e incluso pedir?n la dimisi?n del delegado provincial de la Consejer??a de Educaci?n en M?laga, Jos? Nieto Mart??nez.

Mensaje del Papa para la Jornada Mundial del Enfermo

Posted: December 15th, 2006, by Matoga

Ciudad del Vaticano, 14 Dic. 06 (AICA) Se hizo p?blico el mensaje del Santo Padre con ocasi?n de la XV Jornada Mundial del Enfermo, que se celebrar? en Se?l (Corea) el 11 de febrero de 2007, memoria de Nuestra Se?ora de Lourdes.

En el mensaje, publicado en ingl?s y fechado el 8 de diciembre, el Papa dice que “a pesar de los avances de la ciencia, no existen tratamientos para todas las enfermedades. Muchos millones de personas en el mundo siguen experimentando condiciones de vida insalubres y falta de acceso a recursos m?dicos de mucha necesidad, a menudo de los m?s b?sicos, con el resultado de que el n?mero de seres humanos considerados “incurables” ha aumentado considerablemente”.

Tras subrayar que es importante “promover pol??ticas que creen las condiciones para que los seres humanos puedan sobrellevar las enfermedades incurables y afrontar la muerte de una manera digna”, Benedicto XVI se?ala que son necesarios “m?s centros de curas paliativas que provean una atenci?n integral, ofreciendo al enfermo la asistencia humana y el acompa?amiento espiritual necesarios. Se trata de un derecho de todo ser humano que debemos defender”.

“La Iglesia -dice el mensaje-, siguiendo el ejemplo del Buen Samaritano, siempre mostr? una especial atenci?n por los enfermos. Muchas personas -profesionales de la salud, agentes de pastoral y voluntarios- e instituciones en todo el mundo, sirven en forma incansable a los enfermos en los hospitales, centros de curas paliativas, en las calles de las ciudades, en las casas y en las parroquias”.

Dirigi?ndose a las personas con enfermedades incurables y terminales, las anima a “contemplar los sufrimientos de Cristo crucificado. Conf??en en que sus sufrimientos, unidos a los de Cristo, ser?n provechosos para las necesidades de la Iglesia y del mundo”.

“Por medio de los sacerdotes y agentes de pastoral -concluye el Papa-, la Iglesia desea sostenerlos y estar al lado de ustedes, ayud?ndolos en el momento necesario y haciendo de este modo presente el amor misericordioso de Cristo con los que sufren”.+

Campa?a y encuentro ecum?nico de Navidad

Posted: December 14th, 2006, by Matoga

Lomas de Zamora (Buenos Aires), 14 Dic. 06 (AICA) “Con tu gesto solidario nace Jes?s en el coraz?n de todos”, es el lema de la campa?a de Navidad que lleva adelante el Departamento de Laicos de la di?cesis de Lomas de Zamora, con el objetivo de preparar durante el Adviento a la feligres??a local “para el nacimiento del Se?or”.

El afiche promocional, que puede verse en distintos lugares de la di?cesis, dice “En tu barrio, en tu trabajo, en tu casa o donde est?s, todo gesto solidario es ?til y ayuda para que sea escuchado quien necesita hablar, alimentado el hambriento y saciado el sediento”.

Por otra parte, ma?ana a las 19.30, en la Iglesia Presbiteriana San Andr?s (General Paz 191, Temperley), se realizar? un encuentro ecum?nico navide?o con “m?sica, reflexiones y alabanzas”. Adem?s de los organizadores participar?n miembros de las Iglesias Cat?lica, Metodista, Evang?lica del R??o de la Plata y el Ministerio Prof?tico Filadelfia. Los organizadores piden llevar un alimento no perecedero para el hogar Crecer Juntos.

Canto Brocheriano
El s?bado 16 de diciembre, a las 20, en la parroquia Nuestra Se?ora de la Piedad (Espora 153, T?mperley) se llevar? a cabo un festival de poes??as, canciones, marchas y milongas sobre la vida, vocaci?n, sacerdocio y muerte del Cura Brochero.

Marcha por la vida
El grupo Cultura de la Vida de la parroquia Nuestra Se?ora de Itat?? realizar? el 16 de diciembre una jornada por la vida, que comenzar? a las 18 con una marcha desde el templo (Itat?? 650, B?nfield) y culminar? en un predio ubicado en Camino Negro e Itat??.+

La eutanasia y el aborto son contrarios a la dignidad humana

Posted: December 13th, 2006, by Matoga

Buenos Aires, 13 Dic. 06 (AICA) La muerte anticipada (eutanasia) y la manipulaci?n a la que pueden ser sometidos los ni?os por nacer (aborto), son actos contrarios a la dignidad humana, a los derechos del hombre y a la ley vigente en nuestro pa??s, se?al? el padre Rub?n Revello, coordinador del Instituto de Bio?tica de la Universidad Cat?lica Argentina (UCA). Lo dijo al referirse a las declaraciones del ministro de Salud de la Naci?n, doctor Gin?s Gonz?lez Garc??a, quien ayer (martes 12) propuso la creaci?n de un c?digo bio?tico que contemple la procreaci?n artificial y la eutanasia.

“Antes lo que uno hac??a era en realidad acompa?ar al enfermo y lo que estaba buscando era una actitud humana, de no abandono. Hoy en cambio hacer todo lo que se puede por el enfermo, todo lo que tiene disponible el arsenal terap?utico, no s?lo puede ser una cosa muy complicada para el propio enfermo, donde se pueden vulnerar sus derechos y dignidad, sino tambi?n un excelente negocio -consider? el ministro, y agreg? que “cuando pasa eso tenemos que establecer un nuevo c?digo que regule temas que fueron impensados hasta hace poco tiempo como la procreaci?n artificial y la eutanasia”.

El funcionario realiz? estas declaraciones en el marco del Primer Seminario Nacional de ??tica en Pol??ticas P?blicas e Investigaci?n en Salud, organizado por el Ministerio de Salud de la Naci?n con el auspicio de la Organizaci?n Panamericana de la Salud.

De su parte, el secretario de Pol??ticas y Relaciones Sanitarias, Carlos Soratti, al referirse a los temas debatidos en el Seminario, como la eutanasia -es decir la suspensi?n o retiro de soporte vital y la asistencia farmacol?gica a pacientes terminales-, indic? que “no proponemos nada en particular, pero creemos que es un tema que merece debatirse”. La eutanasia, o el llamado “derecho a morir con dignidad”, que es legal s?lo en Holanda y B?lgica, “es un tema de alta complejidad en el mundo, que enfrenta problemas ?ticos y legales, pero debe ser discutido”, concluy?.

Declaraci?n del padre Revello
Por su lado, el padre Rub?n Revello, coordinador del Instituto de Bio?tica de la Facultad de Ciencias M?dicas de la Universidad Cat?lica Argentina (UCA), a pedido de la agencia oficial T?lam, escribi? la siguiente nota, de la que dicha agencia solo public? algunos p?rrafos.

La nota del padre Revello, titulada “Ante un tema pol?mico”, dice:

“Ante declaraciones atribuidas por las agencias de noticias, al se?or Ministro de Salud, Dr. Gin?s Gonz?lez Garc??a, en el sentido de ‘establecer un nuevo c?digo que regule temas que fueron impensados hasta hace poco tiempo como la procreaci?n artificial y la eutanasia’, creemos que habr??a que conocer el contexto completo en el que fueron dichas, para no sacar conclusiones a-priori.

“La Iglesia trata ambos temas en su reflexi?n pastoral y advierte sobre la manipulaci?n a la que puede dar lugar una mentalidad que ve en la ciencia m?dica un negocio antes que un servicio humanitario de solidaridad y amor.

“Esa reflexi?n, sin embargo, no significa estar a favor de la muerte anticipada (eutanasia) ni de la manipulaci?n a la que pueden ser sometidos los ni?os por nacer. Ambos actos son contrarios a la dignidad humana, a los derechos del hombre y a la ley vigente en nuestro pa??s.

“A?n cuando reconocemos el car?cter pol?mico de ?stas cuestiones, creemos que conviene a quienes tienen responsabilidad en la Salud P?blica, que no olviden buscar soluciones a temas menos ruidosos pero sin dudas m?s urgentes, como la crisis del sistema sanitario nacional que obliga a los m?s pobres a hacer largas colas para ser atendidos o a esperar meses para ser operados, la desnutrici?n de nuestros ni?os y j?venes y el rebrote de endemias como el Chagas y la Tuberculosis que afectan a tantos argentinos”.+


El padre Rub?n Revello es mi p?rroco.

Los obispos expresaron desacuerdo con la aprobaci?n del CEDAW

Posted: December 13th, 2006, by Matoga

La Comisi?n Permanente del Episcopado expres? su desacuerdo con el “paso innecesario” que dieron los legisladores al aprobar el protocolo facultativo de la Convenci?n para la Eliminaci?n de toda forma de Discriminaci?n contra la Mujer (CEDAW) y reiteraron que su aplicaci?n “compromete la soberan??a jur??dica de la Argentina”. Tambi?n advirti? que no es s?lo una posibilidad, sino una comprobaci?n, que el comit? internacional de aplicaci?n “ha hecho realidad recomendaciones a favor de la legalizaci?n del aborto” en varios pa??ses.

Buenos Aires, DIC 13 (AICA): La Comisi?n Permanente del Episcopado expres? su desacuerdo con el “paso innecesario” que dieron los legisladores al aprobar el protocolo facultativo de la Convenci?n para la Eliminaci?n de toda forma de Discriminaci?n contra la Mujer (CEDAW) y reiteraron que su aplicaci?n “compromete la soberan??a jur??dica de la Argentina”. Tambi?n advirti? que no es s?lo una posibilidad, sino una comprobaci?n, que el comit? internacional de aplicaci?n “ha hecho realidad recomendaciones a favor de la legalizaci?n del aborto” en varios pa??ses.

El texto completo de la declaraci?n, dada a conocer al t?rmino de la 145? reuni?n de la Comisi?n Permanente del Episcopado, es el si

Eramos tan jovenes…

Posted: December 12th, 2006, by Matoga

All?, lejos en el tiempo, pero siempre presente en nuestros corazones, hace 17 a?os Lala y yo, consagrabamos nuestro amor a Dios bajo la protecci?n de la Virgen de Guadalupe…

5 a?os antes, tambi?n el 12 de diciembre, nos hab??amos puesto de novios…

Juntos hemos transitado m?s de la mitad de nuestras vidas; y sin embargo, parece que fue ayer.

Muchas cosas parason en tantos a?os…. las m?s bellas, nuestros hijos.

Ruego a todos se nos unan en oraci?n para dar gracias.

Santa Mar??a de Guadalupe

Posted: December 12th, 2006, by Matoga

Patrona de Am?rica Latina. Los invito a ver el especial que realiz? la gente de ACI haciendo click sobre la im?gen.

Mensaje del Santo Padre Benedicto XVI para la Jornada Mundial de la Paz 2007

Posted: December 12th, 2006, by Matoga

 

Viernes 8 de diciembre de 2006

 

La persona humana, coraz?n de la paz

 

1. AL COMIENZO DEL NUEVO A??O, quiero hacer llegar a los gobernantes y a los responsables de las naciones, as?? como a todos los hombres y mujeres de buena voluntad, mis deseos de paz. Los dirijo en particular a todos los que est?n probados por el dolor y el sufrimiento, a los que viven bajo la amenaza de la violencia y la fuerza de las armas o que, agraviados en su dignidad, esperan en su rescate humano y social. Los dirijo a los ni?os, que con su inocencia enriquecen de bondad y esperanza a la humanidad y, con su dolor, nos impulsan a todos trabajar por la justicia y la paz. Pensando precisamente en los ni?os, especialmente en los que tienen su futuro comprometido por la explotaci?n y la maldad de adultos sin escr?pulos, he querido que, con ocasi?n del D??a Mundial de la Paz, la atenci?n de todos se centre en el tema: La persona humana, coraz?n de la paz. En efecto, estoy convencido de que respetando a la persona se promueve la paz, y que construyendo la paz se ponen las bases para un aut?ntico humanismo integral. As?? es como se prepara un futuro sereno para las nuevas generaciones.

 

 

La persona humana y la paz: don y tarea

 

2. La Sagrada Escritura dice: ?Dios cre? el hombre a su imagen; a imagen de Dios lo cre?; hombre y mujer los cre?? (Gn 1,27). Por haber sido hecho a imagen de Dios, el ser humano tiene la dignidad de persona; no es solamente algo, sino alguien, capaz de conocerse, de poseerse, de entregarse libremente y de entrar en comuni?n con otras personas. Al mismo tiempo, por la gracia, est? llamado a una alianza con su Creador, a ofrecerle una respuesta de fe y amor que nadie m?s puede dar en su lugar.[1] En esta perspectiva admirable, se comprende la tarea que se ha confiado al ser humano de madurar en su capacidad de amor y de hacer progresar el mundo, renov?ndolo en la justicia y en la paz. San Agust??n ense?a con una elocuente s??ntesis: ?Dios, que nos ha creado sin nosotros, no ha querido salvarnos sin nosotros?.[2] Por tanto, es preciso que todos los seres humanos cultiven la conciencia de los dos aspectos, del don y de la tarea.
3. Tambi?n la paz es al mismo tiempo un don y una tarea. Si bien es verdad que la paz entre los individuos y los pueblos, la capacidad de vivir unos con otros, estableciendo relaciones de justicia y solidaridad, supone un compromiso permanente, tambi?n es verdad, y lo es m?s a?n, que la paz es un don de Dios. En efecto, la paz es una caracter??stica del obrar divino, que se manifiesta tanto en la creaci?n de un universo ordenado y armonioso como en la redenci?n de la humanidad, que necesita ser rescatada del desorden del pecado. Creaci?n y Redenci?n muestran, pues, la clave de lectura que introduce a la comprensi?n del sentido de nuestra existencia sobre la tierra. Mi venerado predecesor Juan Pablo II, dirigi?ndose a la Asamblea General de las Naciones Unidas el 5 de octubre de 1995, dijo que nosotros ?no vivimos en un mundo irracional o sin sentido […], hay una l?gica moral que ilumina la existencia humana y hace posible el di?logo entre los hombres y entre los pueblos?.[3] La “gram?tica” trascendente, es decir, el conjunto de reglas de actuaci?n individual y de relaci?n entre las personas en justicia y solidaridad, est? inscrita en las conciencias, en las que se refleja el sabio proyecto de Dios. Como he querido reafirmar recientemente, ?creemos que en el origen est? el Verbo eterno, la Raz?n y no la Irracionalidad?.[4] Por tanto, la paz es tambi?n una tarea que a cada uno exige una respuesta personal coherente con el plan divino. El criterio en el que debe inspirarse dicha respuesta no puede ser otro que el respeto de la “gram?tica” escrita en el coraz?n del hombre por su divino Creador.
En esta perspectiva, las normas del derecho natural no han de considerarse como directrices que se imponen desde fuera, como si coartaran la libertad del hombre. Por el contrario, deben ser acogidas como una llamada a llevar a cabo fielmente el proyecto divino universal inscrito en la naturaleza del ser humano. Guiados por estas normas, los pueblos -en sus respectivas culturas- pueden acercarse as?? al misterio m?s grande, que es el misterio de Dios. Por tanto, el reconocimiento y el respeto de la ley natural son tambi?n hoy la gran base para el di?logo entre los creyentes de las diversas religiones, as?? como entre los creyentes e incluso los no creyentes. ??ste es un gran punto de encuentro y, por tanto, un presupuesto fundamental para una paz aut?ntica.

 

 

El derecho a la vida y a la libertad religios

 

4. El deber de respetar la dignidad de cada ser humano, en el cual se refleja la imagen del Creador, comporta como consecuencia que no se puede disponer libremente de la persona. Quien tiene mayor poder pol??tico, tecnol?gico o econ?mico, no puede aprovecharlo para violar los derechos de los otros menos afortunados. En efecto, la paz se basa en el respeto de todos. Consciente de ello, la Iglesia se hace pregonera de los derechos fundamentales de cada persona. En particular, reivindica el respeto de la vida y la libertad religiosa de todos. El respeto del derecho a la vida en todas sus fases establece un punto firme de importancia decisiva: la vida es un don que el sujeto no tiene a su entera disposici?n. Igualmente, la afirmaci?n del derecho a la libertad religiosa pone de manifiesto la relaci?n del ser humano con un Principio trascendente, que lo sustrae a la arbitrariedad del hombre mismo. El derecho a la vida y a la libre expresi?n de la propia fe en Dios no est?n sometidos al poder del hombre. La paz necesita que se establezca un l??mite claro entre lo que es y no es disponible: as?? se evitar?n intromisiones inaceptables en ese patrimonio de valores que es propio del hombre como tal.
5. Por lo que se refiere al derecho a la vida, es preciso denunciar el estrago que se hace de ella en nuestra sociedad: adem?s de las v??ctimas de los conflictos armados, del terrorismo y de diversas formas de violencia, hay muertes silenciosas provocadas por el hambre, el aborto, la experimentaci?n sobre los embriones y la eutanasia. ?C?mo no ver en todo esto un atentado a la paz? El aborto y la experimentaci?n sobre los embriones son una negaci?n directa de la actitud de acogida del otro, indispensable para establecer relaciones de paz duraderas. Respecto a la libre expresi?n de la propia fe, hay un s??ntoma preocupante de falta de paz en el mundo, que se manifiesta en las dificultades que tanto los cristianos como los seguidores de otras religiones encuentran a menudo para profesar p?blica y libremente sus propias convicciones religiosas. Hablando en particular de los cristianos, debo notar con dolor que a veces no s?lo se ven impedidos, sino que en algunos Estados son incluso perseguidos, y recientemente se han debido constatar tambi?n tr?gicos episodios de feroz violencia. Hay reg??menes que imponen a todos una ?nica religi?n, mientras que otros reg??menes indiferentes alimentan no tanto una persecuci?n violenta, sino un escarnio cultural sistem?tico respecto a las creencias religiosas. En todo caso, no se respeta un derecho humano fundamental, con graves repercusiones para la convivencia pac??fica. Esto promueve necesariamente una mentalidad y una cultura negativa para la paz.

 

 

La igualdad de naturaleza de todas las personas

 

6. En el origen de frecuentes tensiones que amenazan la paz se encuentran seguramente muchas desigualdades injustas que, tr?gicamente, hay todav??a en el mundo. Entre ellas son particularmente insidiosas, por un lado, las desigualdades en el acceso a bienes esenciales como la comida, el agua, la casa o la salud; por otro, las persistentes desigualdades entre hombre y mujer en el ejercicio de los derechos humanos fundamentales.
Un elemento de importancia primordial para la construcci?n de la paz es el reconocimiento de la igualdad esencial entre las personas humanas, que nace de su misma dignidad trascendente. En este sentido, la igualdad es, pues, un bien de todos, inscrito en esa “gram?tica” natural que se desprende del proyecto divino de la creaci?n; un bien que no se puede desatender ni despreciar sin provocar graves consecuencias que ponen en peligro la paz. Las grav??simas carencias que sufren muchas poblaciones, especialmente del Continente africano, est?n en el origen de reivindicaciones violentas y son por tanto una tremenda herida infligida a la paz.
7. La insuficiente consideraci?n de la condici?n femenina provoca tambi?n factores de inestabilidad en el orden social. Pienso en la explotaci?n de mujeres tratadas como objetos y en tantas formas de falta de respeto a su dignidad; pienso igualmente -en un contexto diverso- en las concepciones antropol?gicas persistentes en algunas culturas, que todav??a asignan a la mujer un papel de gran sumisi?n al arbitrio del hombre, con consecuencias ofensivas a su dignidad de persona y al ejercicio de las libertades fundamentales mismas. No se puede caer en la ilusi?n de que la paz est? asegurada mientras no se superen tambi?n estas formas de discriminaci?n, que laceran la dignidad personal inscrita por el Creador en cada ser humano.[5]

 

 

La ecolog??a de la paz

 

8. Juan Pablo II, en su Carta enc??clica Centesimus annus, escribe: ?No s?lo la tierra ha sido dada por Dios al hombre, el cual debe usarla respetando la intenci?n originaria de que es un bien, seg?n la cual le ha sido dada; incluso el hombre es para s?? mismo un don de Dios y, por tanto, debe respetar la estructura natural y moral de la que ha sido dotado?.[6] Respondiendo a este don que el Creador le ha confiado, el hombre, junto con sus semejantes, puede dar vida a un mundo de paz. As??, pues, adem?s de la ecolog??a de la naturaleza hay una ecolog??a que podemos llamar ?humana?, y que a su vez requiere una ?ecolog??a social?. Esto comporta que la humanidad, si tiene verdadero inter?s por la paz, debe tener siempre presente la interrelaci?n entre la ecolog??a natural, es decir el respeto por la naturaleza, y la ecolog??a humana. La experiencia demuestra que toda actitud irrespetuosa con el medio ambiente conlleva da?os a la convivencia humana, y viceversa. Cada vez se ve m?s claramente un nexo inseparable entre la paz con la creaci?n y la paz entre los hombres. Una y otra presu- ponen la paz con Dios. La po?tica oraci?n de San Francisco conocida como el “C?ntico del Hermano Sol”, es un admirable ejemplo, siempre actual, de esta multiforme ecolog??a de la paz.
9. El problema cada d??a m?s grave del abastecimiento energ?tico nos ayuda a comprender la fuerte relaci?n entre una y otra ecolog??a. En estos a?os, nuevas naciones han entrado con pujanza en la producci?n industrial, incrementando las necesidades energ?ticas. Eso est? provocando una competitividad ante los recursos disponibles sin parang?n con situaciones precedentes. Mientras tanto, en algunas regiones del planeta se viven a?n condiciones de gran atraso, en las que el desarrollo est? pr?cticamente bloqueado, motivado tambi?n por la subida de los precios de la energ??a. ?Qu? ser? de esas poblaciones? ?Qu? g?nero de desarrollo, o de no desarrollo, les impondr? la escasez de abastecimiento energ?tico? ?Qu? injusticias y antagonismos provocar? la carrera a las fuentes de energ??a? Y ?c?mo reaccionar?n los excluidos de esta competici?n? Son preguntas que evidencian c?mo el respeto por la naturaleza est? vinculado estrechamente con la necesidad de establecer entre los hombres y las naciones relaciones atentas a la dignidad de la persona y capaces de satisfacer sus aut?nticas necesidades. La destrucci?n del ambiente, su uso impropio o ego??sta y el acaparamiento violento de los recursos de la tierra, generan fricciones, conflictos y guerras, precisamente porque son fruto de un concepto inhumano de desarrollo. En efecto, un desarrollo que se limitara al aspecto t?cnico y econ?mico, descuidando la dimensi?n moral y religiosa, no ser??a un desarrollo humano integral y, al ser unilateral, terminar??a fomentando la capacidad destructiva del hombre.

 

 

Concepciones restrictivas del hombre

 

10. Es apremiante, pues, incluso en el marco de las dificultades y tensiones internacionales actuales, el esfuerzo por abrir paso a una ecolog??a humana que favorezca el crecimiento del ??rbol de la paz?. Para acometer una empresa como ?sta, es preciso dejarse guiar por una visi?n de la persona no viciada por prejuicios ideol?gicos y culturales, o intereses pol??ticos y econ?micos, que inciten al odio y a la violencia. Es comprensible que la visi?n del hombre var??e en las diversas culturas. Lo que no es admisible es que se promuevan concepciones antropol?gicas que conlleven el germen de la contraposici?n y la violencia. Son igualmente inaceptables las concepciones de Dios que impulsen a la intolerancia ante nuestros semejantes y el recurso a la violencia contra ellos. ??ste es un punto que se ha de reafirmar con claridad: nunca es aceptable una guerra en nombre de Dios. Cuando una cierta concepci?n de Dios da origen a hechos criminales, es se?al de que dicha concepci?n se ha convertido ya en ideolog??a.
11. Pero hoy la paz peligra no s?lo por el conflicto entre las concepciones restrictivas del hombre, o sea, entre las ideolog??as. Peligra tambi?n por la indiferencia ante lo que constituye la verdadera naturaleza del hombre. En efecto, son muchos en nuestros tiempos los que niegan la existencia de una naturaleza humana espec??fica, haciendo as?? posible las m?s extravagantes interpretaciones de las dimensiones constitutivas esenciales del ser humano. Tambi?n en esto se necesita claridad: una consideraci?n “d?bil” de la persona, que d? pie a cualquier concepci?n, incluso exc?ntrica, s?lo en apariencia favorece la paz. En realidad, impide el di?logo aut?ntico y abre las puertas a la intervenci?n de imposiciones autoritarias, terminando as?? por dejar indefensa a la persona misma y, en consecuencia, presa f?cil de la opresi?n y la violencia.

 

 

Derechos humanos y Organizaciones internacionales

 

12. Una paz estable y verdadera presupone el respeto de los derechos del hombre. Pero si ?stos se basan en una concepci?n d?bil de la persona, ?c?mo evitar que se debiliten tambi?n ellos mismos? Se pone as?? de manifiesto la profunda insuficiencia de una concepci?n relativista de la persona cuando se trata de justificar y defender sus derechos. La apor??a es patente en este caso: los derechos se proponen como absolutos, pero el fundamento que se aduce para ello es s?lo relativo. ?Por qu? sorprenderse cuando, ante las exigencias “inc?modas” que impone uno u otro derecho, alguien se atreviera a negarlo o decidera relegarlo? S?lo si est?n arraigados en bases objetivas de la naturaleza que el Creador ha dado al hombre, los derechos que se le han atribuido pueden ser afirmados sin temor de ser desmentidos. Por lo dem?s, es patente que los derechos del hombre implican a su vez deberes. A este respecto, bien dec??a el mahatma Gandhi: ?El Ganges de los derechos desciende del Himalaya de los deberes?. ??nicamente aclarando estos presupuestos de fondo, los derechos humanos, sometidos hoy a continuos ataques, pueden ser defendidos adecuadamente. Sin esta aclaraci?n, se termina por usar la expresi?n misma de ?derechos humanos?, sobrentendiendo sujetos muy diversos entre s??: para algunos, ser? la persona humana caracterizada por una dignidad permanente y por derechos siempre v?lidos, para todos y en cualquier lugar; para otros, una persona con dignidad vers?til y con derechos siempre negociables, tanto en los contenidos como en el tiempo y en el espacio.
13. Los Organismos internacionales se refieren continuamente a la tutela de los derechos humanos y, en particular, lo hace la Organizaci?n de las Naciones Unidas que, con la Declaraci?n Universal de 1948, se ha propuesto como tarea fundamental la promoci?n de los derechos del hombre. Se considera dicha Declaraci?n como una forma de compromiso moral asumido por la humanidad entera. Esto manifiesta una profunda verdad sobre todo si se entienden los derechos descritos en la Declaraci?n no simplemente como fundados en la decisi?n de la asamblea que los ha aprobado, sino en la naturaleza misma del hombre y en su dignidad inalienable de persona creada por Dios. Por tanto, es importante que los Organismos internacionales no pierdan de vista el fundamento natural de los derechos del hombre. Eso los pondr??a a salvo del riesgo, por desgracia siempre al acecho, de ir cayendo hacia una interpretaci?n meramente positivista de los mismos. Si esto ocurriera, los Organismos internacionales perder??an la autoridad necesaria para desempe?ar el papel de defensores de los derechos fundamentales de la persona y de los pueblos, que es la justificaci?n principal de su propia existencia y actuaci?n.

 

 

Derecho internacional humanitario y derecho interno de los Estados

 

14. A partir de la convicci?n de que existen derechos humanos inalienables vinculados a la naturaleza com?n de los hombres, se ha elaborado un derecho internacional humanitario, a cuya observancia se han comprometido los Estados, incluso en caso de guerra. Lamentablemente, y dejando aparte el pasado, este derecho no ha sido aplicado coherentemente en algunas situaciones b?licas recientes. As?? ha ocurrido, por ejemplo, en el conflicto que hace meses ha tenido como escenario el Sur del L??bano, en el que se ha desatendido en buena parte la obligaci?n de proteger y ayudar a las v??ctimas inocentes, y de no implicar a la poblaci?n civil. El doloroso caso del L??bano y la nueva configuraci?n de los conflictos, sobre todo desde que la amenaza terrorista ha actuado con formas in?ditas de violencia, exigen que la comunidad internacional corrobore el derecho internacional humanitario y lo aplique en todas las situaciones actuales de conflicto armado, incluidas las que no est?n previstas por el derecho internacional vigente. Adem?s, la plaga del terrorismo reclama una reflexi?n profunda sobre los l??mites ?ticos implicados en el uso de los instrumentos modernos de la seguridad nacional. En efecto, cada vez m?s frecuentemente los conflictos no son declarados, sobre todo cuando los desencadenan grupos terroristas decididos a alcanzar por cualquier medio sus objetivos. Ante los hechos sobrecogedores de estos ?ltimos a?os, los Estados deben percibir la necesidad de establecer reglas m?s claras, capaces de contrastar eficazmente la dram?tica desorientaci?n que se est? dando. La guerra es siempre un fracaso para la comunidad internacional y una gran p?rdida para la humanidad. Y cuando, a pesar de todo, se llega a ella, hay que salvaguardar al menos los principios esenciales de humanidad y los valores que fundamentan toda convivencia civil, estableciendo normas de comportamiento que limiten lo m?s posible sus da?os y ayuden a aliviar el sufrimiento de los civiles y de todas las v??ctimas de los conflictos.[7]
15. Otro elemento que suscita gran inquietud es la voluntad, manifestada recientemente por algunos Estados, de poseer armas nucleares. Esto ha acentuado ulteriormente el clima difuso de incertidumbre y de temor ante una posible cat?strofe at?mica. Es algo que hace pensar de nuevo en los tiempos pasados, en las ansias abrumadoras del per??odo de la llamada “guerra fr??a”. Se esperaba que, despu?s de ella, el peligro at?mico habr??a pasado definitivamente y que la humanidad podr??a por fin dar un suspiro de sosiego duradero. A este respecto, qu? actual parece la exhortaci?n del Concilio Ecum?nico Vaticano II: ?Toda acci?n b?lica que tiende indiscriminadamente a la destrucci?n0

San Pablo

Posted: December 11th, 2006, by Matoga

Les comparto ste material que prepar? la gente de ACI.

    Hallazgo del sarc?fago de San Pablo

    Posted: December 11th, 2006, by Matoga

    M?s sobre lo que les coment? anteriormente

    Ciudad del Vaticano, 11 Dic. 06 (AICA) Esta ma?ana, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, tuvo lugar la conferencia de presentaci?n de los trabajos que sacaron a la luz el sarc?fago de San Pablo, en la bas??lica romana de San Pablo Extramuros. Participaron en el acto el cardenal Andrea Cordero Lanza de Montez?molo, arcipreste de la bas??lica; el arque?logo Giorgio Filippi y Pier Carlo Visconti, delegado para la administraci?n de la bas??lica.

    En su intervenci?n, el cardenal Cordero Lanza de Montez?molo habl? de la nueva denominaci?n de las cuatro bas??licas de Roma, que se llamar?n “papales” y no patriarcales, y del programa de reordenaci?n del complejo de San Pablo Extramuros, del que forma parte el proyecto de establecer un recorrido peatonal para los peregrinos y visitantes que permita, entre otras cosas, la creaci?n de una zona para el museo que comprenda el claustro. El purpurado explic? tambi?n las obras alrededor de la tumba de San Pablo y se refiri? a la colocaci?n de una l?mina transparente en el suelo que permitir? ver los restos del ?bside constantiniana de la bas??lica.

    Por su parte, Giorgio Filippi afirm? que “si bien en la tradici?n hist?rica era un dato incontrovertible el que la bas??lica de San Pablo sugi? sobre la tumba del ap?stol, la identificaci?n del sepulcro originario es una cuesti?n que sigue abierta”. “La cr?nica del monasterio habla de un gran sarc?fago marm?reo descubierto durante los trabajos de reconstrucci?n de la bas??lica tras el incendio de 1823, en la zona de la confesi?n, bajo las dos l?pidas con la inscripci?n PAULO APOSTOLO MART (YRI), del que sin embargo no queda huella en la documentaci?n de excavaci?n, a diferencia de los otros sarc?fagos descubiertos en aquella ocasi?n”.

    “La investigaci?n arqueol?gica en la zona considerada tradicionalmente el lugar de sepultura del ap?stol, comenzada en 2002 y acabada el 22 de septiembre de 2006, sac? a la luz un importante contexto estratificado, formado por el ?bside de la bas??lica constantiniana, englobada en el transepto del edificio de los Tres Emperadores: en el suelo de este ?ltimo, bajo el altar papal, se ha redescubierto aquel gran sarc?fago del que se hab??an perdido las huellas y que se consideraba desde la ?poca teodosiana la Tumba de San Pablo”.

    Fue confirmado el hallazgo del sarc?fago de San Pablo en Roma

    El ap?stol de las gentes, San Pablo, muri? decapitado en Roma bajo el emperador Ner?n y fue enterrado en las afueras de la ciudad junto a la V??a Ostiense.

    Pablo de Tarso, autor de la mitad de los textos del Nuevo Testamento, lleg? como prisionero a Roma en dos ocasiones. La primera estad??a, de un par de a?os, termin? con su puesta en libertad. La segunda, con la ejecuci?n. Sobre su tumba se alzaron sucesivas bas??licas que fueron sepultando cada vez m?s el sarc?fago original. Excavando un peque?o t?nel, el arque?logo Giorgio Filippi consegui? encontrarlo, y el Vaticano confirm? hoy el hallazgo.

    Por un t?nel de un metro

    “Lo que hemos descubierto -dijo Filippi- es un sarc?fago o un contenedor de reliquias, que se corresponde con el del Ap?stol Pablo el a?o 390 en la bas??lica de Teodosio, construida sobre la edificada por Constantino el a?o 320”. Desde aquella fecha, las sucesivas destrucciones y reconstrucciones de la grandiosa bas??lica de San Pablo Extramuros -de 131 metros de longitud, mayor que la de San Pedro durante un milenio- ocultaron el sarc?fago original hasta que, a ra??z del Gran Jubileo del a?o 2000, Juan Pablo II autoriz? emprender sondeos arqueol?gicos.

    Excavando un t?nel de un metro de alto y medio metro de ancho, Giorgio Filippi logr? llegar hasta el sarc?fago romano situado al nivel de la bas??lica de Teodosio y descubrir una peque?a perforaci?n de unos diez cent??metros de profundidad, tapada con argamasa, que coincide con otro agujero circular en una gruesa l?pida de m?rmol con la inscripci?n “PAULO APOSTOLOMART” (“A Pablo, ap?stol y m?rtir”). Faltan las tres ?ltimas letras de la palabra “MARTYRI” debido a la rotura de la losa, trasladada a su actual posici?n en el siglo IV.

    Es una epigraf??a sencilla, similar a las de las catacumbas, e indigna de quedar en la ba??lica de Constantino si no hubiera tenido valor como parte del primitivo “trofeo” mencionado por el presb??tero Gayo, junto con el del Ap?stol Pedro, en un escrito de finales del siglo II o principios del III: “Yo puedo mostrarte los trofeos de los ap?stoles. Si te acercas al Vaticano o a la V??a de Ostia, encontrar?s los trofeos de quienes fundaron esta Iglesia”.

    En la placa de m?rmol -que est? formada por cuatro piezas irregulares y mide 2,12 metros por 1,27-, hay una perforaci?n redonda y otras dos cuadradas. El agujero redondo serv??a para hacer llegar un peque?o incensario, una vez al a?o, en el d??a de la fiesta, hasta el sarc?fago del Ap?stol. Las dos aberturas cuadradas permit??an pasar sobre el sarc?fago piezas de tela (“brandea”) y otros objetos que se convert??an en “reliquias por contacto”, conservadas con gran veneraci?n. La “envoltura” de protecci?n imped??a ver el sarc?fago pero permit??a tocarlo con objetos que no representasen peligro para las reliquias. Por id?ntico motivo de respeto, Giorgio Filippi no intent? abrir el sarc?fago pues su misi?n era tan s?lo localizarlo, y para extraerlo habr??a que desmontar el altar.

    Pablo de Tarso fue decapitado en torno al a?o 67 en un lugar llamado “ad Aquas Salvias”, fuera de las puertas de Roma, donde se alza desde el siglo IV la abad??a de “Tre Fontane”, de las tres fuentes. Una mujer llamada Lucina enterr? el cuerpo en su propia finca, el “predium Lucinae”, contigua a la v??a que llevaba a Ostia Tiberina, la ciudad portuaria en la desembocadura del T??ber.

    Sobre el lugar de la sepultura se alzar??a m?s adelante el “trofeo de Gayo”, un monumento relativamente modesto, hasta que el emperador Constantino empez? a construir, el a?o 320, una bas??lica similar a la que se alzar??a en la colina del Vaticano sobre la tumba de Pedro.

    El tama?o del templo resultaba limitado por la proximidad de la tumba a la V??a Ostiense y, en el a?o 386, el emperador Valentiniano orden? construir uno nuevo “rotando” 180 grados la nave central -que ahora se orientar??a hacia poniente- sobre una “bisagra” constituida por la tumba del Ap?stol. Teodosio ampli? el proyecto, convirti?ndolo en un templo de cinco naves -divididas por cuatro filas de 20 columnas con capiteles romanos- y un claustro a modo de atrio. Sus dimensiones superaban a la bas??lica constantiniana de San Pedro hasta que ?sta, a su vez, fue renovada a partir del 1506, respetando la tumba del Pescador, sobre la que se alzan verticalmente el altar, el baldaquino de Bernini y la c?pula de Miguel ??ngel.

    La bas??lica de San Pablo no tuvo una vida f?cil. Hacia la mitad del siglo V, el papa Le?n Magno elev? el pavimento, dejando m?s “enterrado” el sepulcro del Ap?stol. En el a?o 739, la bas??lica fue saqueada por los longobardos y en el a?o 847 por los sarracenos, mientras que en 1348 fue destruida por un terremoto y en 1823 por un incendio. Con cada nuevo pavimento, el sarc?fago de Pablo quedaba m?s enterrado y olvidado. Hasta que Giorgio Filippi lo volvi? a identificar.+ (Juan Vicente Boo, corresponsal de ABC en Roma).

    Exposici?n sobre las elecciones al pontificado

    Posted: December 11th, 2006, by Matoga

    CIUDAD DEL VATICANO, 7 DIC 2006 (VIS).-El cardenal Tarcisio Bertone, secretario de Estado, inaugur? esta tarde en el Palacio Apost?lico Lateranense la exposici?n “Habemus Papam. Las elecciones pontificias desde San Pedro a Benedicto XVI”.

    La muestra presenta una amplia selecci?n de obras de arte procedentes de colecciones vaticanas y romanas, y como subray? el purpurado, “ha sido concebida de forma que, si por una parte ofrece una visi?n lo m?s completa posible de la evoluci?n hist?rica del c?nclave, por otra no deja de resaltar la misteriosa acci?n de Dios que, con su providencia, gu??a el camino de la Iglesia, fundada sobre Pedro y sus sucesores leg??timos”.

    “El valor eminente de esta muestra, que coincide con el 500 aniversario de la bas??lica de San Pedro y del comienzo de los Museos Vaticanos -prosigui?-, es del de facilitar la comprensi?n de que, incluso a trav?s de circunstancias marcadas a veces por fragilidades humanas e intereses pol??ticos, el que gu??a la elecci?n del Sumo Pont??fice es siempre el Se?or. Cristo, con la fuerza de su Esp??ritu, conduce a la Iglesia confi?ndola a su vicario en la tierra, el Papa. Y el Papa, aun cuando parezca que prevalecen intrigas y subterfugios, nunca ha faltado a su misi?n”.

    El cardenal record? que “la historia de la Iglesia es, por

    Fin de las excavaciones en San Pablo Extramuros

    Posted: December 11th, 2006, by Matoga

    CIUDAD DEL VATICANO, 11 DIC 2006 (VIS).-Esta ma?ana, en la Oficina de Prensa de la Santa Sede, ha tenido lugar la conferencia de presentaci?n de los trabajos que han sacado a la luz el sarc?fago de San Pablo, en la bas??lica romana de San Pablo Extramuros.

    Han participado en el acto el cardenal Andrea Cordero Lanza de Montezemolo, arcipreste de la bas??lica; el arque?logo Giorgio Filippi y Pier Carlo Visconti, delegado para la administraci?n de la bas??lica.

    En su intervenci?n, el cardenal Cordero Lanza de Montezemolo habl? de la nueva denominaci?n de las cuatro bas??licas de Roma, que se llamar?n “papales” y no patriarcales, y del programa de reordenaci?n del complejo de San Pablo Extramuros, del que forma parte el proyecto de establecer un recorrido peatonal para los peregrinos y visitantes que permita, entre otras cosas, la creaci?n de una zona para el museo que comprenda el claustro. El purpurado explic? tambi?n las obras alrededor de la tumba de San Pablo y se refiri? a la colocaci?n de una l?mina transparente en el suelo que permitir? ver los restos del ?bside constantiniana de la bas??lica.

    Por su parte, Giorgio Filippi afirm? que “si bien en la tradici?n hist?rica era un dato incontrovertible que la bas??lica de San Pablo sugiera sobre la tumba del ap?stol, (…) la identificaci?n del sepulcro originario es una cuesti?n que sigue abierta”.

    “La cr?nica del monasterio habla de un gran sarc?fago marm?reo descubierto durante los trabajos de reconstrucci?n de la bas??lica tras el incendio de 1823, en la zona de la confesi?n, bajo las dos l?pidas con la inscripci?n PAULO APOSTOLO MART (YRI), del que sin embargo no queda huella en la documentaci?n de excavaci?n, a diferencia de los otros sarc?fagos descubiertos en aquella ocasi?n”.

    “La investigaci?n arqueol?gica en la zona considerada tradicionalmente el lugar de sepultura del ap?stol, comenzada en 2002 y acabada el 22 de septiembre de 2006, ha sacado a la luz un importante contexto estratificado, formado por el ?bside de la bas??lica constantiniana, englobada en el transepto del edificio de los Tres Emperadores: en el suelo de este ?ltimo, bajo el altar papal, se ha redescubierto aquel gran sarc?fago del que se hab??an perdido las huellas y que se consideraba desde la ?poca teodosiana la Tumba de San Pablo”.

    Preparativos de Adviento.

    Posted: December 9th, 2006, by Matoga

    Ya estamos en diciembre. ?Qu? v?rtigo! La navidad a la vuelta de la esquina. Ya toca prepararse.

    Hace semanas que la gente hace reservas para las cenas de empresa o de amigos. Empiezan a subir, cada vez m?s r?pido, los precios de turrones, carnes y pescados de fiesta. Las calles se adornan (con un gusto cada vez peor, todo hay que decirlo), con una mezcla de s??mbolos florales, luces y alg?n vestigio religioso -cada vez menos para no herir sensibilidades- . Empieza el baile de fechas: ?viajar? este d??a, o este otro? Nos veremos pronto las caras con la familia. Hay que comprar loter??a, que este a?o toca seguro. Y si no, que haya salud. ?Trapitos de gala para cenas y festejos? Algo caer?.

    Seguir leyendo

    Fuente: pastoralsj.org