Papa Francisco

Auspiciantes

Publicidad

Recién Escritos

Categorias

Facebook

Twitter

jesushttp://www.marana-tha.net Marana - Thá Ven Señor Jesús ::

Pbro. Jorge Vázquez, nuevo vicario general de Lomas de Zamora

Posted: June 4th, 2009, by Matoga

Pbro Jorge Vázquez, vicario general de Lomas de ZamoraLomas de Zamora (Buenos Aires), 4 Jun. 09 (AICA) El obispo de Lomas de Zamora, monseñor Jorge Rubén Lugones SJ, nombró vicario general de la diócesis al presbítero Jorge Vázquez, párroco de la catedral Nuestra Señora de la Paz.

Por su parte, el presbítero Héctor Eduardo Laffeuillade fue designado canciller del obispado.

Ambos nombramientos se hicieron públicos el lunes 1 de junio.

Presbítero Jorge Vázquez

El padre Vázquez nació en Lomas de Zamora 13 de marzo de 1950 y fue ordenado sacerdote el 31 de marzo de 1983 por monseñor Desiderio Collino.

Es profesor en Filosofía y Pedagogía y bachiller en Teología por la Universidad Católica Argentina (UCA). Fue designado moderador del Seminario Diocesano de la Santa Cruz en 1988, canciller del Obispado en 1984, párroco de Cristo Redentor (Valentín Alsina) en 1991, párroco de la Inmaculada Concepción de Monte Grande, en 1994, y canciller del Obispado y párroco de la catedral, en 2003.

Como vicario general de la diócesis sucede a monseñor Luis Fernández, a quien el Santo Padre nombró obispo titular de Carpi y auxiliar de Buenos Aires, el pasado 24 de enero.

Presbítero Héctor Laffeuillade

El padre Laffeuillade nació en Villa Regina (Río Negro), el 3 de septiembre de 1959 y recibió la ordenación sacerdotal de manos de monseñor Collino el 13 de septiembre de 1992. Es licenciado en Teología con especialización en Pastoral por la UCA; fue moderador del Seminario Diocesano desde 1992 y vicerrector desde 2001; en 2006 fue designado vicario parroquial de la Medalla Milagrosa de Adrogué, de la que se convirtió en párroco al año siguiente.+

CHARLA PARTICIPATIVA: “DE HABITANTES A CIUDADANOS”

Posted: June 4th, 2009, by Matoga

(Pastoral Social y Centro de Estudios de Doctrina Social de la Iglesia)

Sábado 6 de junio 17hs a 19hs.

NUESTRA RESPONSABILIDAD ANTE  LAS PRÓXIMAS ELECCIONES DEL 28 DE JUNIO

Porque…

Nadie lo puede hacer por vos.

Tu rol es importante.

Un proceso electoral limpio

es la base de una democracia.

No es una tarea exclusiva

de gobiernos y partidos .

Una república se construye entre todos.

Salón parroquial Sagrada Familia.

Solemnidad de la Santísima Trinidad. Ciclo B

Posted: June 1st, 2009, by Matoga

«Bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo

Lectura del Deuteronomio 4, 32 – 34. 39 – 40

«Pregunta, pregunta a los tiempos antiguos, que te han precedido desde el día en que Dios creó al hombre sobre la tierra: ¿Hubo jamás desde un extremo a otro del cielo palabra tan grande como ésta? ¿Se oyó semejante? ¿Hay algún pueblo que haya oído como tú has oído la voz del Dios vivo hablando de en medio del fuego, y haya sobrevivido? ¿Algún dios intentó jamás venir a buscarse una nación de en medio de otra nación por medio de pruebas, señales, prodigios y guerra, con mano fuerte y tenso brazo, por grandes terrores, como todo lo que Yahveh vuestro Dios hizo con vosotros, a vuestros mismos ojos, en Egipto? Reconoce, pues, hoy y medita en tu corazón que Yahveh es el único Dios allá arriba en el cielo, y aquí abajo en la tierra; no hay otro. Guarda los preceptos y los mandamientos que yo te prescribo hoy, para que seas feliz, tú y tus hijos después de ti, y prolongues tus días la tierra que Yahveh tu Dios te da para siempre».

Lectura de la carta de San Pablo a los Romanos 8, 14 -17

«En efecto, todos los que son guiados por el Espíritu de Dios son hijos de Dios. Pues no recibisteis un espíritu de esclavos para recaer en el temor; antes bien, recibisteis un espíritu de hijos  adoptivos que nos hace exclamar: ¡Abbá, Padre! El Espíritu mismo se une a nuestro espíritu para dar testimonio de que somos hijos de Dios. Y, si hijos, también herederos: herederos de Dios y coherederos de Cristo, ya que sufrimos con él, para ser también con él glorificados».

Lectura del Santo Evangelio según San Mateo 28, 16-20

«Por su parte, los once discípulos marcharon a Galilea, al monte que Jesús les había indicado. Y al verle le adoraron; algunos sin embargo dudaron. Jesús se acercó a ellos y les habló así: “Me ha sido dado todo poder en el cielo y en la tierra. Id, pues, y haced discípulos a todas las gentes bautizándolas en el nombre del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo, y enseñándoles a guardar todo lo que yo os he mandado. Y he aquí que yo estoy con vosotros todos los días hasta el fin del mundo”.»

Pautas para la reflexión personal

El vínculo entre las lecturas

¿Cómo es Dios? La Iglesia nos propone, para este domingo, la contemplación central de la fe: el misterio trinitario. Misterio que, sin duda, va más allá de nuestras fuerzas humanas, pero al que podemos acercarnos con humildad para ser iluminados y fortalecidos en nuestra vocación cristiana. La Primera Lectura del libro del Deuteronomio expone la revelación de Dios uno. No hay Dios fuera de él. Los ídolos de los pueblos circunvecinos son nada. Por eso, nada más grande que ser fiel a la alianza que ese Dios único ha pactado con su pueblo.

En la Segunda Lectura, San Pablo se detiene a considerar nuestra condición de Hijos de Dios, de modo que verdaderamente podemos llamar a Dios de Padre. Así, el Dios uno, se revela en su Palabra como misericordia, amor, benevolencia ante los hombres. Hemos recibido el Espíritu de Dios que nos hace realmente «hijos de Dios». Finalmente en el Santo Evangelio leemos las palabras de Jesucristo al despedirse definitivamente de sus discípulos. Éstos deberán bautizar en el nombre de la Trinidad y enseñar todo lo que Cristo, revelación del amor del Padre, les ha enseñado.

«Yahveh es el único Dios…y no hay otro

El libro del Deuteronomio es el último libro del Pentateuco. Literalmente significa «segunda ley» y es dada en la parte central de este libro (ver Deut 12 – 25, 15). Constituye el llamado «Código deuteronomista» y está formado por un conjunto de leyes civiles y religiosas. El autor recuerda las grandes gestas de Israel y exhorta con vehemencia la fidelidad a Yahvé. El primer gran discurso de Moisés es un resumen de la historia de Israel desde su  instancia en el Sinaí hasta su llegada al Jordán (1-3). El texto de este domingo insiste particularmente en la elección divina tomando como tema central el cuidado de Dios para con su pueblo. En retribución de la «tierra (prometida) que Yahveh tu Dios te da para siempre», Dios exige una fidelidad en «el único Dios allá arriba en el cielo, y aquí abajo en la tierra» que se manifiesta en el guardar los preceptos y los mandamientos.

El Bautismo

El Evangelio es el pasaje es el final de San Mateo. Los once apóstoles (ya Judas se había ahorcado. Ver Mt 27,5) se dirigen a un monte para recibir las últimas indicaciones del Señor. Unos «lo adoraron algunos, sin embargo (todavía) dudaron». Ciertamente fueron más de dos o tres del total de once. La verdad es que la Resurrección de Jesús se impuso a ellos después de muchas pruebas como leemos en el libro de los Hechos: «A estos mismos, después de su pasión, se les presentó dándoles muchas pruebas de que vivía, apareciéndoseles durante cuarenta días y hablándoles acerca de lo referente al Reino de Dios»(Hch 1,3). Pero cuando se abren a la acción transformadora del Espíritu Santo son capaces dar la vida proclamando la Resurrección del Maestro.

Jesús se despide de sus apóstoles y les deja la misión hacer discípulos suyos «a todas las gentes». ¿Cómo se logra esto? Dos condiciones: el Bautismo y la enseñanza. Ambas condiciones son administradas por la Iglesia. Todo discípulo debe de recibir ambas cosas de la Iglesia. El Bautismo se administra «en el nombre», en singu­lar; pero este nombre único se abre en un abanico de tres Perso­nas, no de tres nombres. Es porque «el nombre» indica la sustancia de una cosa. Y en Dios ésta es única. La sustan­cia divina es estrictamente una. Por eso los cris­tianos somos estricta­mente monoteís­tas. Pero, siendo administrado el Bautismo en el nombre de la Santísima Trinidad, por él se adquie­re una relación personal no sólo con Cristo – «haced discí­pu­los mios» -, sino con cada una de las tres Personas divinas. El bautizado es adoptado como hijo del Padre, como hermano de Cristo y coheredero con él, y como receptor del don del Espíritu Santo que crea la comunión entre el Padre y el Hijo y entre los hijos adoptivos de Dios. Puesto que todos los fieles, de entre todos los pueblos de la tierra, entran en la Igle­sia por medio del Bautismo administrado en nombre de la Trinidad, por eso el Concilio Vaticano II, usando la antigua fórmula de San Cipriano, define a la Iglesia como «un pueblo reunido en virtud de la unidad del Padre y del Hijo y del Espíritu Santo» (L.G. 4).

El Credo es la profesión de fe en la Santísima Trinidad y recibió su estructura trinitaria del mismo Jesucristo. El Credo tiene su origen en el mandato misionero de Jesús a  los apóstoles que justamente son llamados de «apóstoles» ya que eso es lo que exactamente quiere decir la palabra en griego: «enviados». Sabemos que el bautismo, que ya existía antes de Cristo, significa «sumergir», es decir era un «baño ritual». Ya lo practicaba Juan el Bautista, como lo atestiguan los Evangelios. Jesús manda a sus apóstoles a hacer discípulos suyos bautizándolos; pero la originalidad del bautismo cristiano está en el hecho de que hay que hacerlo en el nombre de la Santísima Trinidad.

¿Esto exactamente que quiere decir? ¿Qué quiere decir el «bautizar en el nombre de…»? Recordemos que la primera profesión de fe es la que busca responder a la pregunta hecha por el mismo Jesucristo: «¿quién dicen que yo soy?» Pedro se adelanta y manifiesta «Tu eres el Cristo, el Hijo de Dios vivo» (Mt 16, 16). Veamos los pasajes de Hechos de los Apóstoles  2,37 – 38 y 8,36 -37, donde en ambos casos se  bautiza «en el nombre de Jesucristo». Se trata, en estos casos, de ser «bañado» confesando la fe en Jesucristo.

Pero Jesús va más allá y nos revela su identidad dentro del misterio insondable de la vida íntima de Dios: «El Padre y yo somos uno…el que me ve a mí, ve al Padre» (Jn 10, 30; 14,9).Por otro lado Jesús es reconocido como Hijo y enviado del Padre porque sobre Él reposa el Espíritu Santo; Él posee el Espíritu y lo comunica sin medida (Jn 2,33; 3,34). Por eso la fe en el Padre, el Hijo y el Espíritu Santo es la fe en Jesucristo, pero expresando el misterio Trinitario de su Persona en forma más explícita: Él es la Segunda Persona de la Trinidad.

Hijos en el Hijo…

La carta a los Romanos es considerada una de las cuatro grandes epístolas de San Pablo (junto con las dos epístolas a los Corintios y la carta a los Gálatas). Fue escrita en el año 57, antes de la Pascua, en la ciudad de Corinto y se dirige a la comunidad cristiana de Roma, de la cual Pablo fue co- fundador con el apóstol San Pedro. San Pablo se dirige de manera especial a los judíos cristianos abordando el tema de la justificación que el Señor Jesús nos ha traído. Después de la advertencia que pone ante los romanos la alternativa de una muerte o una vida eterna[1], San Pablo describe las características esenciales de la vida cristiana. El Espíritu que habita en los fieles establece entre ellos y Dios una relación nueva, de manera tal, que somos verdaderamente hijos de Dios y Dios nos trata como tales. El Espíritu que recibimos por el Bautismo nos hace ser hijos en el Hijo y herederos del reino eterno; huyendo así del temor, del miedo, de la incertidumbre. Reconociendo nuestra nueva dignidad, hemos pasado de la muerte a la vida, de la esclavitud a la libertad de los hijos de Dios.

Una palabra del Santo Padre:

«En virtud de esta armonía en el ser y en el obrar tanto con sus palabras co­mo con sus obras, Jesús revela al Padre: «A Dios nadie le ha visto jamás: el Hijo único, que está en el seno del Padre, él lo ha contado» (Jn 1, 18). La «predilec­ción» de que goza Cristo es proclamada en su bautismo, según la narración de los evangelios sinópticos (cf. Mc 1, 11 Mt 3, 17; Lc 3, 22). El evangelista san Juan la remonta a su raíz trinitaria, o sea, a la misteriosa existencia del Verbo «con» el Padre (cf. Jn 1, 1), que lo ha engendrado en la eternidad. Partiendo del Hijo, la reflexión del Nuevo Testamento, y después la teología enraizada en ella, han profundizado el misterio de la «paternidad» de Dios. El Padre es el que en la vida trinitaria constituye el principio absoluto, el que no tiene origen y del que brota la vida divina. La unidad de las tres personas es comunión de la única esencia divina, pero en el dinamismo de relaciones recí­procas que tienen en el Padre su fuente y su fundamento. «El Padre es el que engendra; el Hijo, el que es engendrado, y el Espíritu Santo, el que procede» (Concilio lateranense IV: Denzinger-­Schonmetzer, 804).

De este misterio, que supera infini­tamente nuestra inteligencia, el apóstol san Juan nos ofrece una clave, cuando proclama en la primera carta: «Dios es amor» (1 Jn 4, 8). Este vértice de la re­velación indica que Dios es ágape, o sea, don gratuito y total de sí, del que Cristo nos dio testimonio especialmente con su muerte en la cruz. En el sacrificio de Cristo, se revela el amor infinito del Pa­dre al mundo (cf. Jn 3, 16; Rm 5, 8). La capacidad de amar infinitamente, entre­gándose sin reservas y sin medida, es propia de Dios. En virtud de su ser Amor, él, antes aún de la libre creación del mundo, es Padre en la misma vida divina: Padre amante que engendra al Hijo amado y da origen con él al Espíri­tu Santo, la Persona‑Amor, vínculo recíproco de comunión. Basándose en esto, la fe cristiana comprende la igualdad de las tres perso­nas divinas: el Hijo y el Espíritu son iguales al Padre, no como principios au­tónomos, como si fueran tres dioses, si­no en cuanto reciben del Padre toda la vida divina, distinguiéndose de él y recí­procamente sólo en la diversidad de las relaciones (cf. Catecismo de la Iglesia católica, n. 254)».

Misterio sublime, misterio de amor, misterio inefable, frente al cual la pala­bra debe ceder su lugar al silencio de la admiración y de la adoración. Misterio divino que nos interpela y conmueve, porque por gracia se nos ha ofrecido la participación en la vida trinitaria, a tra­vés de la encarnación redentora del Ver­bo y el don del Espíritu Santo: «Si algu­no me ama, guardará mi palabra, y mi Padre le amará, y vendremos a él, y haremos morada en él» (Jn 14, 23). Así, la reciprocidad entre el Padre y el Hijo llega a ser para nosotros, cre­yentes, el principio de una vida nueva, que nos permite participar en la misma plenitud de la vida divina: «Quien con­fiese que Jesús es el Hijo de Dios, Dios permanece en él y él en Dios» (1 Jn 4, 15). Las criaturas viven el dinamismo de la vida trinitaria, de manera que todo con­verge en el Padre, mediante Jesucristo, en el Espíritu Santo. Esto es lo que su­braya el Catecismo de la Iglesia católi­ca: «Toda la vida cristiana es comunión con cada una de las personas divinas, sin separarlas de ningún modo. El que da gloria al Padre lo hace por el Hijo en el Espíritu Santo» (n. 259)».

Juan Pablo II. Catequesis del 10 marzo de 1999.

Vivamos nuestro domingo a lo largo de la semana

1. Decir que creo en un solo Dios puede parecer una pregunta inutíl, sin embargo muchas veces ponemos nuestra seguridad el «falsos diocesillos».¿Cuáles son mis «diocesillos»? ¿Tal vez sea ciertas supersticiones, horóscopos, etc? ¿Podrían ser tal vez el dinero, la fama, el consumismo, la seguridad material? ¿El poder, el placer egoísta?¿El «qué dirán» o el «quedar bien»?

2.¿Vivo de acuerdo a mi dignidad de hijo en el Hijo?¿Me respeto y respeto a mis hermanos?

3. Leamos en el Catecismo de la Iglesia Católica los numerales 232 – 260.


[1] «Si vivís según la carne, moriréis. Pero si con el Espíritu hacéis morir las obras del cuerpo, viviréis» Rm 8, 13.

Intenciones de oración del Papa para el mes de junio

Posted: June 1st, 2009, by Matoga

CIUDAD DEL VATICANO, 1 JUN 2009 (VIS).-La intención general del Apostolado de la Oración del Papa para el mes de junio es: “Para que la atención internacional a las naciones más pobres suscite una ayuda concreta, en especial para aliviarlas del abrumante peso de la deuda externa”.

Su intención misional es: “Para que las Iglesias particulares que trabajan en las regiones azotadas por la violencia sean sostenidas por el amor y la cercanía concreta de todos los católicos del mundo”.

Miralo en el canal de TV

Posted: May 29th, 2009, by Matoga

Desde hoy, en el canal de TV de la parroquia, que se encuentra en Marana – Thá, haciendo “click” dende dice ON -DEMAND, podrán ver la mini serie Crónica de un  Hombre Santo que la TV de la Universidad Católica de Chile realizara sobre la vida y obra de San Alberto Hurtado.

Creo que su obra debería ser más divulgada…Creo que podemos aprender (o al menos deberíamos) mucho de este enorme santo chileno.

Espero les guste.

Jornada de las Comunicaciones Sociales en la diócesis de Lomas

Posted: May 28th, 2009, by Matoga

Mons. Lugones junto a las estatuillas que recibieron los comunicadores lomensesLomas de Zamora (Buenos Aires), 27 May. 09 (AICA) Con una misa en la catedral Nuestra Señora de la Paz, presidida por el obispo, monseñor Jorge Lugones, el domingo 24 de mayo la diócesis de Lomas de Zamora celebró la Jornada Mundial de las Comunicaciones Sociales.

Concelebraron los presbíteros Daniel Bossio y Roberto Scali, asesores de las comisiones diocesanas de Comunicación Social (Co.Di.Co.S.) y de Liturgia, respectivamente, y participaron numerosas personas que se desempeñan en los diversos ámbitos de la comunicación social.

Dar a los jóvenes el lugar que buscan, para anunciarles a Cristo

En la homilía, el obispo se refirió especialmente a la “prioridad diocesana” de salir al encuentro de los adolescentes y jóvenes que no están en las parroquias, que “no puede estar deslindada de una pastoral familiar ni de una pastoral de la comunicación, porque justamente una franja de jóvenes muy importante hoy se mueve a través de esta tecnología”.

Al destacar lo que el Papa señala en el lema para esta Jornada: “la cultura del respeto, del diálogo y de la amistad”, llama a preguntarse “si realmente respetamos a los jóvenes que no están en la Iglesia y a los adolescentes que no piensan como nosotros; si dialogamos con esta franja que son los adolescentes y jóvenes que no conocen a Jesús, que no saben qué es la Iglesia, o si lo saben la han rechazado; si realmente les prestamos oídos, porque no hay diálogo sin escucha”.

Llamó la atención acerca de que “los adolescentes de nuestras zonas periféricas tienen el cyber y los videojuegos, con todo lo que pasa dentro de esos antros”, y en este aspecto se planteó además la importancia de trabajar dentro de los “bolsones de ‘caricaturas de hogares’ sumergidos en la indigencia y en la marginalidad”, para que también estos jóvenes puedan tener acceso a los medios de comunicación, puedan salir en una radio o en un boletín parroquial.

Por último, tras subrayar que “hoy los chicos quieren aparecer con una foto, al menos en la pantalla en el ciberespacio, pero hay quienes ni siquiera tienen esa posibilidad”, llamó a preguntarse cómo “nos hacemos cargo de darles el lugar que buscan” y “cómo, después de darles ese espacio, les anunciamos a Jesucristo?”.

Distinciones a los comunicadores

Al término de la misa, la Co.Di.Co.S. entregó distinciones a los comunicadores de la diócesis que se destacan por su labor, como un reconocimiento a su tarea y también para alentarlos a seguir adelante con este servicio que prestan no solo en la Iglesia sino también a quienes se desenvuelven en ámbitos seculares.

Los reconocimientos se entregaron en las áreas Arte, Radio, Gráfica y Televisión y este año fueron para el padre Roberto Scali y la Comisión que él asesora; para la conductora radial Ana María Dobal, y el Equipo de Comunicación de la parroquia Nuestra Señora de Itatí de Bánfield; para Hugo Bento, director del periódico “Noticias de Lomas” y para el Equipo de Comunicación de la parroquia de la Santa Cruz de Fiorito.+

La Iglesia reconoce el bautismo de otras confesiones cristianas

Posted: May 28th, 2009, by Matoga

Presentación del subsidio sobre el BautismoBuenos Aires, 27 May. 09 (AICA) La Comisión Episcopal de Ecumenismo, Relaciones con el Judaísmo, el Islam y las Religiones, que preside monseñor Carlos Humberto Malfa, obispo de Chascomús, presentó hoy una guía pastoral sobre “el sacramento del Bautismo en las relaciones de la Iglesia Católica con las demás iglesias y comunidades eclesiales”, al que definió como un paso en el camino hacia “la comunión real, aunque imperfecta o incompleta” con los cristianos.

El prelado explicó que se reconoce como “único” y “válido” el Bautismo realizado mediante la administración o inmersión en agua con la forma trinitaria Padre, Hijo y Espíritu Santo, y subrayó que el Bautismo es “imborrable e indeleble” y fundamento del “compromiso ecuménico de la Iglesia”.

Monseñor Malfa consideró que la guía es necesaria para los agentes de pastoral, porque ordena en forma sistemática los elementos teológicos, pastorales y disciplinarios de la fe de la Iglesia sobre este sacramento vital.

“Dada la fragmentación religiosa de los cristianos, no siempre es posible dar una respuesta inmediata para certificar la validez de un Bautismo, por eso este subsidio es un aporte enriquecedor para un discernimiento iluminado de esos interrogantes”, subrayó.

El obispo recordó que muchos papas a lo largo de la historia de la Iglesia aconsejaron que no es conveniente “rebautizar”, e insistió en la necesidad de “avanzar en la reciprocidad en el reconocimiento mutuo del sacramento del Bautismo”, como el suscripto por la Iglesia católica en la Argentina con la Iglesia Evangélica del Río de la Plata y la Iglesia Evangélica Luterana Unida.

En tanto, monseñor Gustavo Help, obispo de Venado Tuerto y miembro de la Comisión Episcopal, destacó que “las ansias de unidad en el espíritu se llevan en el corazón” y advirtió que “sin unidad no hay vida” y es necesario “conducir la comunión en el encuentro con Dios”:

“Hay que clarificar las ideas para que la comunión sea verdadera y profunda”, subrayó. A lo que monseñor Malfa acotó: “Hay que priorizar el ecumenismo espiritual, es decir, descubrir que el acercamiento a Cristo nos acerca a los hermanos”, mientras que el presbítero Fernando Giannetti, secretario ejecutivo de la Comisión, sostuvo que el objetivo en el camino ecuménico es “buscar lo que nos une y no lo que nos separa”.

Monseñor Malfa negó que este reconocimiento del Bautismo pueda ser interpretado como “proselitismo” por parte de la Iglesia católica, porque como dijo Juan Pablo II la misión evangelizadora apunta a “proponer la fe y no a imponerla”. No obstante, aclaró que “no se puede oponer el ecumenismo al mandato evangelizador y misionero”.+

El Papa pide a católicos vivir en espíritu de pobreza para construir sociedad solidaria

Posted: May 27th, 2009, by Matoga

VATICANO, 27 May. 09 En su habitual catequesis de los miércoles, el Papa Benedicto XVI pidió a los creyentes vivir el camino de la pobreza personal, aprender a renunciar, vivir con austeridad y sobriedad para lograr una sociedad solidaria.

Continuando con el ciclo de catequesis sobre los grandes escritores de la Iglesia de Oriente y de Occidente de la Edad Media, en la Audiencia General de hoy, el Papa habló sobre San Teodoro el Estudita y señaló que “el compromiso a vivir la pobreza, la castidad y la obediencia distingue a los monjes con respecto a los seglares”.

La pobreza personal, continuó, “es un elemento esencial del monaquismo y también indica un camino para todos nosotros. Los monjes deben vivir de forma radical esta renuncia a la propiedad privada, la libertad de las cosas materiales, la sobriedad y la sencillez, pero el espíritu es igual para todos. No debemos depender de la propiedad material; debemos aprender la renuncia, la sencillez, la austeridad y la sobriedad. De este modo puede crecer una sociedad solidaria y se puede superar el gran problema de la pobreza de este mundo”.

El Papa explicó ante más de 15 mil peregrinos congregados en la Plaza de San Pedro que San Teodoro nació en el 759 “en el seno de una familia noble y piadosa”. Abrazó la vida monástica a los 22 años en el monasterio de Sakkudion. “A causa de su oposición al matrimonio adúltero del emperador Constantino VI, fue desterrado a Tesalónica en el 796. Sin embargo, al año siguiente pudo regresar a Sakkudion gracias a la intervención de la emperatriz Irene, que persuadió al santo a trasladarse al monasterio de Studios para evitar las incursiones de los sarracenos”.

San Teodoro “capitaneó la resistencia contra la iconoclasia de León V el Armenio”, lo que le costó otra vez “el exilio en diversos lugares de Asia Menor. Al final, pudo volver a Constantinopla, pero no a su monasterio. Murió el año 826”.

Benedicto XVI subrayó que “San Teodoro se distinguió en la historia de la Iglesia por ser uno de los grandes reformadores de la vida monástica y también como defensor de las imágenes sagradas durante la segunda fase iconoclasta, junto al patriarca de Constantinopla, San Nicéforo”.

San Teodoro “insistió en la necesidad del orden y de la sumisión por parte de los monjes para que el monasterio fuese de nuevo una verdadera comunidad orgánica, una verdadera familia, o como dice él, un verdadero “Cuerpo de Cristo”, teniendo en cuenta que las persecuciones habían obligado a dispersarse a los monjes.

“Una convicción de fondo de Teodoro es que los monjes asumen el compromiso de observar los deberes cristianos con mayor rigor e intensidad para ofrecer un signo, una indicación a todos los cristianos. Por eso, pronuncian una especial profesión, como un “nuevo bautismo”.

“Las renuncias principales para San Teodoro son las exigidas por la obediencia, que califica como ‘martirio de la sumisión'”. En este contexto, el Santo Padre destacó que “el tejido social no puede funcionar si cada uno se sigue únicamente a sí mismo; solo aprendiendo la sumisión, la obediencia al bien común, a las reglas de la vida común, puede sanar una sociedad y Dios mismo puede sanar de esta soberbia que está en el centro del mundo“.

“Para Teodoro el Estudita, una virtud importante junto a la obediencia y a la humildad, es la ‘philergia’, es decir, el amor al trabajo”, pero “no admite que bajo el pretexto de la oración y de la contemplación, el monje se dispense del trabajo, que en realidad es el medio para encontrar a Dios”.

Benedicto XVI destacó que el santo era “el padre espiritual de sus monjes, estando a su disposición para escuchar sus confidencias. Además, aconsejaba espiritualmente a muchas personas fuera del monasterio”.

“La Regla, que fue codificada poco después de la muerte de Teodoro y adoptada con algunas modificaciones en el Monte Athos, sigue siendo de gran actualidad”, aseguró el Papa.

El Santo Padre concluyó afirmando que “hoy existen numerosas corrientes que insidian la unidad de la fe común y conducen a un individualismo espiritual peligroso, también de soberbia espiritual. Es necesario comprometerse en defender y hacer que crezca la perfecta unidad del Cuerpo de Cristo, en la que pueden componerse en armonía la paz del orden y las relaciones personales sinceras en el Espíritu”.

Fue coronada la imagen de María del Rosario de San Nicolás

Posted: May 27th, 2009, by Matoga

Virgen con el Niño coronados en San NicolásSan Nicolás (Buenos Aires), 26 May. 09 (AICA) Una multitud de fieles participó ayer en San Nicolás de la celebración eucarística de coronación canónica de la imagen original de María del Rosario, advocación mariana que se venera desde hace más de 25 años.

En medio de fuegos artificiales y de vivas a la Virgen, el obispo de San Nicolás de los Arroyos, monseñor Héctor Cardelli, procedió a colocar, cuando el reloj marcaba exactamente las 16.29, las coronas de plata y oro, confeccionadas por el orfebre Juan Carlos Pallarols con donaciones de los devotos, sobre la imagen de la Virgen y también del niño Jesús que lleva en sus brazos.
>
Previamente, hubo una procesión por los alrededores del “campito de la Virgen”, donde se celebró la Eucaristía concelebrada por los arzobispos Mario Maulión, de Paraná; José Luis Mollaghan, de Rosario; Eduardo Mirás, emérito de Rosario, y los obispos Luis Eichhorn, de Morón; Santiago Olivera, de Cruz del Eje; Gustavo Help, de Venado Tuerto; Luis Stöckler, de Quilmes; Juan Horacio Suárez, de Gregorio de Laferrère, y Reinaldo Bredice, emérito de Santa Rosa.

La coronación fue precedida por una procesión con la imagen réplica de la Virgen, cuya salida del templo fue bajo una lluvia de pétalos de rosa.

Monseñor Cardelli dijo en la homilía que “esta corona resume el querer de todos, es un gesto de alegría y de gozo que nace del reconocimiento de tu humilde, silencioso y fecundo servicio que estamos felices por recibir y de alguna manera, queremos expresar la prioridad que le damos de nuestra parte”.

“Eres la reina del corazón, de la mano tendida, del cobijo y el acompañamiento, del estar y caminar juntos, de tu mirada serena y de tu ofrenda divina al entregarnos a tu Hijo. Eres la inspiradora de nuestros grandes ideales de comunión y fraternidad, ayudándonos a vivir en la alegría y en el dolor, en la siembra, en la poda y la sazón del fruto que madura al calor de tu mirada. Has entrado en el quehacer cotidiano de nuestras vidas, haciendo de nuestras casas tu Nazaret; de nuestras vidas, tu misión; de nuestras conductas, tu obrar; de nuestra oración, tu disponibilidad, a lo que Dios te pidió, de nuestras comunidades, la fraternidad que nos imprime tu presencia de madre”, destacó.

Pallarols explicó que trabajó 14 meses en las coronas de la Virgen y del Niño Jesús, dos piezas de plata con incrustaciones de oro, confeccionadas gracias a las donaciones de medallas, anillos y otras joyas hechas por los devotos, y luego fundidos en un lingote que recibió la bendición del papa Benedicto XVI.

El artesano recorrió el país en esta tarea de tallar las coronas, y fueron más de 600 mil las personas que dieron un golpe de martillo sobre cinceles de acero, para ir moldeándolas.

El artista reveló que “la Virgen de San Nicolás pidió en uno de sus últimos mensajes que le pusieran una corona, pero aclaró que será ‘puesta por el pueblo’, por eso el obispo me encargó llevarla por todo el país”.

La imagen de María del Rosario fue bendecida en Roma en 1884 por el Papa León XIII, mientras el rosario que porta recibió la bendición de Juan Pablo II. A pedido del obispo Cardelli, Benedicto XVI hizo lo propio con las cruces que integrarán las coronas que portarán la Virgen y el Niño.+

Texto completo de la homilía

Sobre los hechos ocurridos respecto del Hogar San José Obrero

Posted: May 24th, 2009, by Matoga

“El obispo, Mons. Benítes Astoul y las autoridades de la Escuela Santa Teresa de los Andes, dependiente del arzobispado de Buenos Aires, obraron correctamente”, pero “la exposición de los hechos a través de los medios de comunicación llevaron el caso a un marco de gran confusión y manipulación, implicando a personas e instituciones que en su momento actuaron buscando el bien de los menores”, dice un comunicado que será leído en todas las parroquias e iglesias de la capital federal al término de las misas vespertinas del sábado, y de todas las que se celebren el domingo próximo. El comunicado está firmado por el “Consejo Episcopal”, presidido por el arzobispo de Buenos Aires, Card. Jorge Bergoglio, e integrado por los obispos auxiliares Joaquín Sucunza, vicario general; Eduardo García, provicario general; Raúl Martín, Oscar Ojea, Enrique Eguía Seguí y Luis Fernández, vicarios episcopales respectivamente de Devoto, Centro, Flores y Belgrano. El texto del comunicado puede verse en la noticia completa.

Buenos Aires, 22 May. 09 (AICA): Arzobispado de Buenos Aires “El obispo, monseñor Horacio Ernesto Benítes Astoul y las autoridades de la Escuela Santa Teresa de los Andes, dependiente del arzobispado de Buenos Aires, obraron correctamente”, pero “la exposición de los hechos a través de los medios de comunicación social llevaron el caso a un marco de gran confusión y manipulación, implicando a personas e instituciones que en su momento actuaron buscando el bien de los menores”, dice un comunicado que será leído en todas las parroquias e iglesias de la capital federal al término de las misas vespertinas de mañana, sábado, y de todas las que se celebren el domingo próximo.

El comunicado está firmado por el “Consejo Episcopal de la arquidiócesis de Buenos Aires”, organismo presidido por el arzobispo de Buenos Aires, cardenal Jorge Mario Bergoglio SJ, e integrado por los obispos auxiliares Joaquín Mariano Sucunza, vicario general; Eduardo Horacio García, provicario general; Raúl Martín, Oscar Vicente Ojea, Enrique Eguía Seguí y Luis Alberto Fernández, vicarios episcopales respectivamente de Devoto, Centro, Flores y Belgrano.

El texto completo del comunicado dice:

“Con respecto a los hechos ocurridos esta semana, vinculados al Hogar San José Obrero, de la Fundación Felices los Niños, queremos aclarar algunos puntos:

“1. El Obispo, monseñor Benítes Astoul y las autoridades de la Escuela Santa Teresa de los Andes, dependiente del arzobispado de Buenos Aires, obraron correctamente.

“2. Luego de un informe presentado por la Vicaría de la Educación del arzobispado, y considerando la seriedad de los hechos, se realizó un trámite al cual están obligadas todas las personas e instituciones cuando esos hechos suceden con menores. Este trámite consiste en una presentación o comunicación ante la justicia. No es una denuncia, sino que se comunica a la justicia lo conocido en el informe para que ella actúe si lo cree necesario.

“3. La Jueza interviniente y el Defensor de menores consideraron oportuno iniciar una investigación a través de personal idóneo, profesionales, peritos y psicólogos especialistas, encontrando una serie de irregularidades, muchas de las cuales constaban en los mismos legajos y partes diarios del Hogar. Estas irregularidades fueron dadas a conocer ampliamente a través de informaciones públicas.

“4. La exposición de los hechos a través de los medios de comunicación social llevaron el caso a un marco de gran confusión y manipulación, implicando a personas e instituciones que en su momento actuaron buscando el bien de los menores: monseñor Benítes Astoul, autoridades de la escuela, el párroco de la zona, y otros.

“5. Para evitar mayores conflictos, especialmente teniendo en cuenta el cuidado de los niños y adolescentes allí alojados, la Jueza ha pedido al Arzobispado de Buenos Aires, a través de la Comisión de Pastoral Social, se haga cargo de la custodia de los menores que aún quedan en el Hogar, hasta que se cumpla a la brevedad lo dictaminado por ella.

“Buenos Aires, 21 de mayo de 2009.”

El sacramento del bautismo en las relaciones de la Iglesia Católica con las demás Iglesias y comunidades eclesiales

Posted: May 24th, 2009, by Matoga

El subsidio, en cuanto a los contenidos, no presenta ninguna novedad. Todo ha sido ya presentado en algún documento de la Iglesia: el Concilio Vaticano II, el Código de Derecho Canónico, el Catecismo de la Iglesia Católica, el Directorio Ecuménico. ¿Cuál es entonces el sentido de haberlo elaborado y publicado?

Nada más y nada menos que reunir, del modo más pedagógico posible, el contenido de todos esos documentos, en lo que se refiere al bautismo y sus implicaciones, teniendo en cuenta especialmente la vida cotidiana de nuestras diócesis y parroquias. ¿Por qué? Porque el bautismo, según la enseñanza de la Iglesia, con toda claridad a partir del Concilio, establece un vínculo de comunión sacramental entre todos los cristianos. Por el único bautismo, a pesar de nuestras divisiones, somos hermanos y hermanas en Cristo. Esa realidad se debe reconocer y honrar, y es el punto de partida del empeño ecuménico. Es importante que la Iglesia católica, en su integridad, ofrezca un testimonio coherente. ¿De qué modo puede ayudar este subsidio?

En primer lugar, como instrumento de formación de todos los fieles, más aún de aquellos que tienen una responsabilidad pastoral.

En segundo lugar, sería óptimo que este texto, presentando la enseñanza y la disciplina vigente de la Iglesia católica, alentara a alguna de nuestras iglesias diocesanas a dar pasos concretos hacia un reconocimiento recíproco del bautismo con las iglesias y comunidades eclesiales presentes en su región. Un paso semejante ofrecería referentes claros para todos. Sin duda que esto puede comprometer, y es aún tarea en parte pendiente, a teólogos –en cuanto a la iluminación-, y a la jerarquía –en cuanto a decisiones concretas-, pero esto no ahorra el resto de los cristianos una parte de responsabilidad. ¿Cuál por ejemplo?

Esto es lo que viene en tercer lugar, que en la vida cotidiana de nuestras parroquias y comunidades no se niegue en la práctica cotidiana aquello que la Iglesia sostiene en su enseñanza y ha regulado, de algún modo, a nivel de la disciplina.

Si leemos el subsidio en su totalidad y en el orden de presentación, podremos ser más conscientes de que si hay alguna respuesta que puede iluminar un caso concreto que se nos ha presentado –“¿este bautismo es válido?”-, a esa respuesta se llega a través de una fundamentación teológica, que la Iglesia se ha encargado de fundar y explicitar. No hay norma disciplinar que busque expresar, a su modo, una afirmación doctrinal. El mayor conocimiento de la fundamentación nos ofrecerá los elementos que quizá necesitemos cuando la respuesta no esté escrita y, por eso mismo, sea necesario realizar un discernimiento pastoral in situ.

Vigília de Pentecostés

Posted: May 22nd, 2009, by Matoga

El siguiente es el cronograma para la Vigília de Pentecostés que se realizará en el Santuario Basilica de la Sagrada Familia de Nazareth,de la ciudad de Banfield, el sábado 30 de mayo.

  • La celebracion se realizará a partir de las 18.30 hs hasta las 24hs
  • 18.30 a 20 hs – reuniones de grupos, por un lado los jovenes de Acción Católica y por otro las agrupaciones parroquiales con los miembros de la comunidad que asistan aun cuando no pertenezcan a ningun grupo particular
  • 20 a 21 hs cena a la canasta.
  • 21 a 22 hs. Momento de oración
  • 22 a 23 hs misa de la vigilia.
  • 23 a 24 hs  hora santa de adoracion al Espiritu Santo.

…y la PC no quiere arrancar…

Posted: May 22nd, 2009, by Matoga

Seguimos con la PC fuera de combate y, por lo tanto, escribiendo, “de prestado”, desde otra parte… Quizá hoy por la noche pueda lograr recuperar definitivamente mi PC; pero, como ya comenté, es todo a pulmón“.

Mientras tanto, les comparto este artículo interezante que me llegó…

Guinness y sus récords

Tengo ante los ojos el libro Guinness de los récords. Está espléndidamente encuadernado y lleno de fotografías. Su lectura es fácil, porque permite picotear en cualquier página sin orden ni concierto, y su contenido es fascinante.

Ahora me entero, por ejemplo, de que el récord mundial de lanzamiento de escupitajos está en poder de Harold Fielden, quien en el III Campeonato Internacional de salivazos, eructos y tacos celebrado en Central City, Colorado (USA), expelió un portentoso gargajo hasta 10,36 metros de distancia. También descubro que la lozana laringe de Errold Bird fue capaz de emitir tarariros tiroleses a plena potencia durante 26 horas seguidas.

Abrumado por tan sorprendentes registros, me pregunto qué mentalidad puede llevar a un ciudadano a intentar batir el récord mundial de lanzamiento de huevos de gallina (96, 90 m.) y qué misterioso síndrome impulsa a los demás contribuyentes a entusiasmarnos con la lectura de marcas tan idiotas.

Mi conclusión –probablemente discutible– es que nos encontramos en la era de la trivialidad. Es el triunfo de lo leve, la apoteosis de lo ingrávido en una sociedad competitiva, pero que ya no se atreve a competir en lo verdaderamente grande.

Veamos si me explico.

Hubo un tiempo en el que los concursos radiofónicos o televisivos premiaban a personas que sabían más que nadie sobre determinadas materias o que habían hecho algo extraordinario en la vida.

En los años 50, por ejemplo, la radio hizo célebre en España a un gordito con cara de flan que conocía cada minuto de la vida de Puccini. Poco después, un bedel de la Universidad de Barcelona se nos reveló en la tele como experto ornitólogo. Y algo más tarde nos presentaron a un joven policía con perfil de águila culebrera, que conocía todas las montañas del planeta, y ganó una pasta demostrándolo cara al público. Se llamaba Pérez de Tudela, y todavía anda por ahí dando guerra.

Pero pasaron los años, y ahora nadie parecen tener ganas de descubrir genios ocultos. Se diría que ser el mejor en algo importante ya no vale la pena. Lo que cuenta –eso sí– es ganar más millones que nadie, y para conseguirlo basta con adivinar el precio justo de un lavaplatos, con deducir detrás de qué panel se encuentra el coche soñado o en qué casilla del damero está el viaje al caribe-con-todos-los-gastos-pagados-gentileza-de-viajes-halcón.

Y es que lo importante es jugar. Todos tienen derecho a vencer, que la vida es un juego, un pelotazo al alcance de listos y de memos.

Es significativo que uno de los pasatiempos más extendidos en la última década haya sido el “trívial” (el acento en la í sirve para que suene aún más trivial). El “trívial” es sólo un cuestionario de ingeniosas preguntas. Pero que nadie se asuste. No se necesitan conocimientos especiales. Aunque uno las falle todas, no importa. ¿Quien se sentiría humillado por desconocer semejante elenco de simplezas? Y, precisamente porque de estupideces se trata, hasta el más bobo puede ganar, cualquiera puede ser récord mundial en trivialidades.

¿Veis? Hemos logrado hacer compatible el igualitarismo con la competitividad. Hasta ahora sólo vencían los mejores, los más listos o los más esforzados. Pero esto es injusto: también los vagos, los frívolos y los memos tienen derecho a su pequeño triunfo. ¿Por qué no vamos a ser todos récord de algo? Aún hay muchas marcas por batir.

Os preguntáis a dónde quiero ir a parar. De momento, si yo fuera, pongamos por caso, recordman mundial de los 10.000 metros, pediría a los editores que me sacaran del Guinness, para no compartir páginas con el lanzador de escupitajos. Es para que no me salpique. Porque aún hay clases, mire usted.

Además temo que si la recordmanía sigue proliferando, mi vecino de enfrente trate de batir el récord mundial de horas-televisión-encendida-a-toda-pastilla, o que alguien pretenda cocinar en el Pantano de Lozoya la sopa de ajo más caudalosa de la historia.

Os aseguro que no tengo nada contra los récords. Todo esto es sólo una broma. Pero quizá no esté de más recordar que las metas importantes no caben en el Guinness, que este libro nunca nos dirá quién tiene el récord de sabiduría, de sinceridad, de amor o de humildad.

Cuando los enamorados afirman querer más que nadie en el mundo no mienten, porque el amor auténtico siempre es el más grande; pero tampoco pretenden batir una marca para ganar al vecino. Y cuando uno se siente el hombre más feliz de la tierra, lo es de verdad, aunque haya otros que lo sean también.

San Josemaría escribió hace muchos años: Jesús, que sea yo el último en todo… y el primero en el Amor.

Es renunciar a todos los records para quedarse con la mejor medalla.

Fuente: www.fluvium.org
Autor: Enrique Monasterio

Año Sacerdotal: Carta de los obispos argentinos a los sacerdotes

Posted: May 20th, 2009, by Matoga

Encuentro de sacerdotesBuenos Aires, 20 mayo 09 (AICA) Con motivo del Año Sacerdotal convocado por el papa Benedicto XVI, a partir de junio próximo, la Conferencia Episcopal Argentina envió una carta a los sacerdotes en la que los obispos les agradecen “su fidelidad ministerial”, los animan e invitan a “renovar la alegría de la fe, la firmeza de la esperanza y el gozo del ministerio recibido”, y los llaman a ser “pastores y padres de la comunidad”.

Tras reconocer que la escasez de vocaciones, dicen sentirse “especialmente cercanos a quienes atraviesan momentos de tribulación o viven su ministerio en situaciones de particular exigencia: periferias urbanas y rurales; soledad, enfermedad, pérdida del sentido de la acción pastoral; incomprensión y desaliento”, y exhortan a los sacerdotes a tomar a San Juan María Vianney, al venerable José Gabriel Brochero y al Siervo de Dios Eduardo Pironio, entre otros, como ejemplos de discípulos misioneros de Jesús Buen Pastor.

Texto completo de la carta

Queridos hermanos:

Nos disponemos a comenzar el próximo mes de junio el “Año Sacerdotal especial”, propuesto por el Papa Benedicto XVI al cumplirse los 150 años de la muerte del Santo Cura de Ars. El Santo Padre nos invita a meditar sobre la fidelidad de Cristo y la fidelidad del sacerdote.

Por eso llegamos hasta ustedes para agradecerles su fidelidad ministerial, animarlos, e invitarlos a renovar la alegría de la fe, la firmeza de la esperanza y el gozo del ministerio recibido. Comprendemos y compartimos las dificultades y exigencias del tiempo que vivimos. Somos conscientes de que la mies es mucha y los trabajadores pocos. Sufrimos el sentimiento de impotencia ante tantas situaciones que nos desbordan. La profunda crisis que estamos viviendo, potencia los cuestionamientos morales. Nos duelen y lastiman las incoherencias en las que tantas veces incurrimos.

Sin embargo, en esta carta, como padres, hermanos y amigos, con ustedes damos gracias a Dios por el don inmenso del sacerdocio ministerial que hemos recibido de Jesucristo. También queremos dar gracias a ustedes, con quienes compartimos juntos la hermosa misión de anunciar el Evangelio en medio de tantas dificultades y desafíos. Deseamos que sientan nuestra cercanía; reconocemos y admiramos la entrega fiel y generosa de la inmensa mayoría de nuestros sacerdotes. Nos sentimos especialmente cercanos a quienes atraviesan momentos de tribulación o viven su ministerio en situaciones de particular exigencia: periferias urbanas y rurales; soledad, enfermedad, pérdida de sentido de la acción pastoral; incomprensión y desaliento.

Como San Pablo decimos: Cristo “me amó y se entregó por mí” (Gal 2,20). Y como “el amor de Cristo nos apremia” (2 Cor 5,14), sentimos la urgente necesidad de anunciar a otros la Buena Nueva hasta exclamar con el Apóstol: “Ay de mí si no predicara el Evangelio” (1 Cor 9,16)

Este amor de Dios, manifestado en Jesucristo, ha llegado a nosotros de manos de la Iglesia, que nos engendró a la fe y nos llamó al ministerio después de un largo, sereno y responsable discernimiento. El mismo amor de Dios se nos sigue manifestando cotidianamente, a través de la comunión presbiteral y del servicio al pueblo santo de Dios que es la razón de ser de nuestro ministerio.

En efecto, queridos hermanos, el sacerdocio es Misterio de Amor recibido y entregado, actualizado cada día en la celebración eucarística y en el don generoso de la propia vida “hasta el extremo” (Jn. 13,1). Es hermoso vivirlo con radicalidad, como todo amor verdadero. Por eso la Iglesia ha visto desde sus inicios una múltiple armonía entre sacerdocio y celibato y llama al ministerio presbiteral a quienes han recibido y aceptado libremente vivir este fecundo carisma de entrega total. Asumidos por Cristo Cabeza y Esposo, los sacerdotes estamos llamados a ser signos fecundos del amor de Cristo a su Iglesia, pastores y padres de la comunidad. Esta verdad sólo se puede comprender y vivir a la luz de la fe, animada por el fervor de la caridad, en la espera gozosa de la plenitud del cielo.

Pero como todo amor humano es vulnerable, -“llevamos este tesoro en recipientes de barro” (2 Cor 4,7)-, necesitamos también acoger la invitación de San Pablo a Timoteo: “te recomiendo que reavives el don de Dios que has recibido por la imposición de mis manos” (2 Tim, 1,6). La lectura orante y la predicación de la Palabra de Dios; la celebración gozosa de la Eucaristía y de toda la liturgia; el servicio fiel, paciente y generoso a los fieles, sobre todo a los pobres y enfermos, son el camino indispensable para ir forjando cada día más en nosotros los sentimientos y la imagen de Jesús, el Buen Pastor.

En este año de gracia, los sacerdotes recogemos el testimonio de san Juan María Vianney, modelo de pastor siempre actual. También evocamos al Venerable José Gabriel Brochero y al Siervo de Dios Eduardo Pironio y a tantos sacerdotes, discípulos misioneros de Jesús Buen Pastor, que nos han precedido en el ministerio, han sembrado la Palabra de Dios y han derramado la vida nueva de la redención a lo largo y a lo ancho de nuestra Patria. Ellos nos ayudan con su intercesión y nos estimulan con su ejemplo para continuar nuestro camino y cumplir la misión que recibimos del Señor Jesús: dar testimonio de la Buena Noticia de la gracia de Dios (Hch 20,24). Que nuestra humilde fidelidad sea causa de alegría y de paz para nuestros hermanos.

Encomendamos la vida y el ministerio de cada uno de ustedes a la ternura maternal de la Virgen de Luján y los abrazamos con afecto y gratitud.+

Presentan la obra póstuma del arquitecto De Paula

Posted: May 20th, 2009, by Matoga

“La catedral de Lomas de Zamora, historia y memoria de un templo bonaerense”, obra póstuma del arquitecto Alberto S.J. de Paula.Lomas de Zamora (Buenos Aires), 19 mayo 09 (AICA) Mañana a las 19.30, en la catedral Nuestra Señora de la Paz (Sáenz 438, Lomas de Zamora), se presentará “La catedral de Lomas de Zamora, historia y memoria de un templo bonaerense”, obra póstuma del arquitecto Alberto S.J. de Paula.

El acto es organizado por la Comisión Nacional de Museos, Monumentos y Lugares Históricos -que De Paula presidió hasta su muerte el 10 de mayo de 2008- y la Fundación Fondo para el Patrimonio Argentino y el Instituto Histórico Municipal de Lomas de Zamora.

La obra fue redactada en colaboración con el doctor Oscar Andrés De Masi y publicada por la Editorial Eustylos (colección MonumentArgentina).

El arquitecto De Paula era además una voz de consejo dentro del obispado lomense en el ámbito de la historia y de la conservación del patrimonio de la Iglesia.

Para mayor información: comisiondemuseos@yahoo.com.ar.+